José Luís Ábalos, ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE se ha sentado junto a Susana Griso en Espejo Público y ha hablado en la entrevista sobre la situación de España respecto a si habrá o no unas futuras elecciones y las negociaciones que se están llevando a cabo.

Ha afirmado que espera no tener que volver a votar ya que ya hubieron elecciones con resultados claros y explica que espera que "en esta semana tan decisiva podamos ver que la sensatez y el realismo imponen". Sin embargo sigue sin haber fecha prevista de una nueva reunión con PSOE y Unidas Podemos por lo que el ministro ha afirmado que "si Unidas Podemos no llama lo haremos nosotros".

Políticos de diversos partidos afirman que según el panorama actual estamos abocados a unas nuevas elecciones. Ante esto TVE está licitando un nuevo plató de cara al programa electoral. Ante esto Ábalos asegura que no entiende la alarma y le sorprende el "desconocimiento sobre los tratamientos de la televisión pública". Afirma que lo normal es que tenga previsto este escenario por si pudiera ocurrir pero que otra cosa muy distinta es que finalmente se lleve a cabo.

Para Ábalos, subir escaños no es la preocupación que tienen sino que en caso de que hubieran nuevas elecciones cree que se repetiría la misma situación y el problema es que "quien perdiera las elecciones no está dispuesto a admitir esa situación"

"Nosotros no es que deseemos elecciones", asegura Ábalos y explica que el día 23 se sabrá si las hay o no ya que si no hay investidura, se quiera o no, habrá que volver a votar". "Nosotros no queremos repetir elecciones porque ya las ganamos", explica el ministro a lo que también vuelve a reafirmar que en caso de que volvieran a ganar podría repetirse el mismo hecho y no llegar a negociaciones como está sucediendo en la actualidad.

"La derecha está absolutamente fraccionada, hay un problema de liderazgo y de consolidación. Una decisión de favorecer la gobernabilidad, hace falta un nivel de solvencia y autoridad que la derecha no tiene", afirma Ábalos sobre la oposición.

En agosto daba a entender que una campaña electoral era lo que prefería. Ante esto, el ministro aclara que todos los partidos políticos están siempre en una campaña electoral y explica que "al parecer" el término tiene una connotación negativa y se ve a las campañas electorales como el tiempo de mentiras y promesas falsas o de las ofertas increíbles" tras estas palabras continúa diciendo que no considera que esté mal que un partido esté en clave electoral cuando "se procura bienes y se hace buena política"

La negociación del PSOE con Podemos ha sido un tema constante durante el verano que viene repitiéndose en el inicio de septiembre. Ábalos asegura que al final se pierden siempre las perspectivas ante la pregunta de qué nota le pondría al PSOE en la negociación con Podemos.

Afirma también que no se trata de poner nota sino de procedimiento y afirma que algunas fuerzas políticas están "abusando de las posibilidades que da el procedimiento para hacer obstruccionismo". Con lo cual, asegura que con esto nadie plantea alternativas y a falta de ellas "lo que se está es obstruyendo la gobernabilidad de España", concluye el ministro sobre las negociaciones.

Por otra parte, en las negociaciones que se están llevando a cabo, ante todo, destaca el reparto de carteras y Ábalos afirma que se está intentado cerrar un acuerdo programático y en la medida en que se cierre se plantearán las medidas de seguimiento y colaboración.

El partido Popular habla de recesiones económicas, sobre los indicadores económicos que señalan una bajada importante, Ábalos afirma que tras el verano han habido bajadas pero que no deben alertar pero sí "que deben centrar nuestra inquietud, nuestra preocupación por lo que en lugar de generar alarmas y estar siempre anunciando el fin del mundo que es lo que hace la derecha".

Asegura también el ministro que lo que realmente hace falta es un gobierno para generar estabilidad.