"Me gustaría demostrar que la oposición puede ser distinta. Tendré lealtad con la Constitución y con la economía de mercado, el día que acabe la etapa Sánchez tiene que haber una alternativa fuerte", determina Rivera.

Sobre su reunión de 50 minutos con Pedro Sánchez considera que "estuvieron bien aprovechados". Hablaron de la situación en Cataluña y de la mesa que se va a componer. Piensa que que tiene que haber un diálogo mínimo con pactos de Estado.

Esta seguro que antes del 21 de mayo los españoles verán un pacto entre Iglesias y Sánchez. No cree que esta unión vaya a sorprender a nadie "ya que el PSOE tiene como socios desde hace años a Podemos y algunos nacionalistas". "A mí no me gusta este Gobierno pero sé reconocer el resultado electoral. Considero que España se merece una oposición fuerte", asegura.

Afirma que cómo demócrata acata el resultado electoral: "Ni voy a rodear el Congreso ni voy a enviar autocares como hicieron Podemos y PSOE en su día, porque soy un demócrata". "Los demócratas demostramos si lo somos o no cuando no ganamos, si no ganas trabajas en la oposición para tu país", asegura.

Le pide al PSOE y Podemos "que no llamen fachas a todos los españoles que quieren ser españoles, que no insulten a la mitad de España, que no sean sectarios".

Sobre las elecciones autonómicas, espera que Madrid no lo gobierne Podemos y "no arruinen la economía". "Que ganemos Valencia y se la quitemos al nacionalismo, que en Barcelona peleemos para que no gobiernen los nacionalistas. Esto es una segunda vuelta, le pido a los españoles que sigan confiando", matiza.

Cree que el PP está roto como partido. "Se partió el partido, los problemas se los han creado ellos. Me preocupa que Casado esté mas preocupado por Ciudadanos que por ganar la Comunidad de Madrid. Garrido se fue a Ciudadanos porque no hay autocrítica", señala.

Apunta "que quienes han estado todo el día hablando de Vox han perdido escaños y los que hablamos de España hemos ganado". Solicita al PP que no frivolice con Cataluña. "Que se cumpla el 155 no es un chiste, no menospreciaría a los votantes de Cataluña ni del resto de España".