El conocido como el 'prestamista', a quien el novio de Dana describe como un "amigo íntimo" de su mujer, niega tener cualquier tipo de relación con la desaparición de esta vecina de Arenas (Málaga) de nacionalidad rumana. A Dana se le perdió la pista el pasado 12 de junio.

Su pareja asegura que la mujer desapareció de forma voluntaria agobiada por las deudas económicas que había contraído en su bar. Sin embargo, la familia de esta madre de nacionalidad rumana señala que es imposible que la mujer haya abandonado su domicilio de forma voluntaria. La tercera versión de los hechos la tiene el prestamista, quien sostiene que Dana se habría ido por la incomodidad que le suponía cuidar a su bebé. "No lo quería tener desde el momento que supo que estaba embarazada", manifiesta.

"Soy quien todos vosotros, los medios de comunicación, estáis llamando "El Prestamista"… pero no me dedico a eso, no es mi profesión… Es verdad que a alguna persona que conozco, si necesita ayuda, le echo una mano independientemente si es hombre o mujer. En ningún caso la lamentable e inoportuna desaparición de Dana tiene que ver con supuestos prestamistas, más bien con que esta persona desaparecida no se encontraba a gusto en su entorno social y, sobre todo, por la incomodidad que le suponía atender a su bebé. De sobra es sabido que no lo quería tener desde el momento que supo que estaba embarazada. Yo estoy felizmente casado, tengo un buen trabajo y vivo muy tranquilo. Ruego a los medios que no me molesten más. No voy a entrar en cotilleos absurdos que además no guardan relación conmigo".

Días antes de la desaparición de Dana hubo una hoguera en las inmediaciones de la propiedad de su pareja. Los vecinos alertaron que vieron humo durante varios días en una hoguera muy grande. Durante el registro que se hizo en el domicilio de la pareja de Dana también se examinó la hoguera en busca de algún ratro que pudiera aportar luz a esta misteriosa desaparición.