Ya son 16 días sin encontrar el cuerpo de su hija. Ahora continúa la búsqueda por mar después de que el marido de esta, Raúl, confesara estar detrás del asesinato y haber arrojado los restos al mar.

La Guardia Civil desde el primer momento no sospechó del marido de la joven. Sabían que mentía, de hecho, días más tarde de hablar con los medios de comunicación con total normalidad, confesó el crimen. Dijo que al volver a casa el 1 de enero tras una discusión encontró el cuerpo sin vida de Romina y que al ver que había consumido alcohol y drogas, se asustó.

"Se cree que Raúl quemó el cuerpo de Romina en una parrilla y se deshizo de los restos"

Intentó quemar el cuerpo pero terminó descuartizándolo y arrojándolo al mar. Se trata de una versión muy diferente a la que manejan los investigadores. Aseguran que Raúl presuntamente quemó el cuerpo en una parrilla de la casa y se deshizo de los restos en el mar.

El Equipo de Inspecciones Oculares ha encontrado restos de ADN suyos en la casa y en el coche que alquiló supuestamente para el traslado del cuerpo. Es el mismo equipo que inspeccionó la casa de Laura Luelmo y Bernardo Montoya.