La Policía ha emitido una nota interna informando de los hechos en la que habla de la sustracción en grado de tentativa de dos menores: uno el día 3 de octubre y otro el dia 10 según denunciaron los padres de los menores

La furgoneta sospechosa es una Wolkswagen transporter T4 de color oscuro. Dos clubes deportivos de la zona alertaron de que dos niños de sus equipos habían sufrido el intento de secuestro.

El inspector de Policía Serafín Giraldo asegura que "la alarma social que se ha creado es desmesurada". Pone de manifiesto que estos hechos suceden a principios de mes y "han pasado 20 días sin que ocurra nada más relacionado con los hechos". Señala que la nota interna de la Policía era para que los agentes estuvieran alerta y no para lanzarla a la opinión pública ya que la información no está madurada.