SE DESPIDE DE LA SERIE

Milly Alcock, desbordada con la fama tras ser Rhaenyra en 'La Casa del Dragón': "Es una mierda"

La estrella de 'La Casa del Dragón', Milly Alcock, ha hablado sobre sus dificultades para gestionar la fama que ha logrado tras aparecer en la exitosa serie de HBO interpretando a Rhaenyra.

Publicidad

En apenas unas semanas Milly Alcock y Emily Carey se han convertido en unas de las estrellas más relevantes del momento, gracias a su participación en 'La Casa del Dragón'. La creciente tensión que sufren sus personajes en la serie han cautivado a la audiencia, gracias a la intensidad argumental que está viendo peligrar la relación de amistad que unía a los personajes de Rhaenyra y Alicent.

Ambas actrices han demostrado un gran potencial en sus complejas secuencias durante la serie, mostrando con la ficción un gran ejemplo para catapultar su carrera profesional en próximos éxitos. Sin embargo, Milly Alcock ha comentado sus dudas sobre los efectos que conlleva ser actriz.

En una entrevista para el medio 'NME', la actriz hablaba sobre sus problemas para gestionar la atención social desmesurada que estaba recibiendo, viendo cómo ardían las notificaciones en su cuenta de Instagram: "Lidiar con la fama está siendo un trabajo arduo, considerando que su incursión en la interpretación está siendo algo así como "un trabajo de medio tiempo".

"Trato de no ver eso [la fama] y no relacionarme mucho con ella porque no me beneficia, sólo me da mucha ansiedad. Ver mi cara constantemente me agota, nadie debería tener que pasar por esto", confesaba Alcock.

"De verdad es una mierda. No sé cómo las élites del mundo pueden hacerlo, ¡me molesta demasiado! Es un espacio increíblemente difícil de navegar".

Alcock también asegura que, como realmente nadie de su grupo cercano ha experimentado una experiencia similar y su familia no se dedica a las artes, se siente sola y a veces desapegada de su círculo social. "Es como abrir una caja de pandora y mirarte en un espejo. Algo como Alicia en el País de las Maravillas, es muy raro".

Las escenas de grabación más difíciles de 'La Casa del Dragón'

Durante la entrevista Alcock confesó cuál fue el mayor desafío al que se ha enfrentado como actriz en la serie. De hecho, muchos podrían pensar que las escenas de contenido sexual podrían haber dado pie a una situación incómoda, sin embargo la actriz comentó la facilidad que tuvo gracias al trabajo del equipo que la hizo sentir arropada durante la grabación.

De esta forma, la intérprete afirmó que el rodaje de las escenas de efectos especiales de gran presupuesto siempre terminaban creando situaciones de confusión, difíciles de gestionar. En pantalla los dragones lucen espléndidos, pero en el set no había mucho con lo que trabajar.

Imagen del episodio 3 de 'La Casa del Dragón'
Imagen del episodio 3 de 'La Casa del Dragón' | HBO Max

"Siendo completamente honesta contigo, estás solo en el estudio de sonido durante tres días. No fue mi momento favorito en el set. Estás en una especie de máquina y yo pensaba, 'No sé qué hacer con mi cara'. Y si abro la boca me molestara el viento, provocado por los sopladores de hojas.

'Sangre y fuego' es el primer spin-off de 'Juego de Tronos'. Una ficción ambientada 200 años antes de su predecesora, siguiendo la Guerra Civil en la lucha por el Trono de Hierro, con los miembros de la Casa Targaryen enfrentados entre sí. La serie acaba de alcanzar la mitad del trayecto de la primera temporada, pero ya se ha anunciado la producción de una segunda entrega.

Seguro que te interesa:

Todos los dragones de 'La Casa del Dragón' y sus jinetes, explicados

ObjetivoTV » Series

Publicidad