ObjetivoTV » Número de Serie » Posts

NÚMERO DE SERIE

'Nine Perfect Strangers', así es el enigmático regreso de Nicole Kidman tras 'Big Little Lies'

Nicole Kidman, más mística que nunca, se convierte en la extraña gurú rusa de un lujoso resort para personas que desean desconectar. Pero cuidado con ella, porque nada es lo que parece…

Publicidad

El productor David E. Kelley vuelve a contar por tercera vez con Nicole Kidman para un proyecto televisivo, tras la exitosa 'Big Little Lies' y la menos aplaudida, pero sí muy comentada, ‘The Undoing’. 'Nine Perfect Strangers' también es una adaptación, esta vez de la novela de Liane Moriarty. ¿Qué le pudo atraer a la Kidman de este proyecto? Lo cierto es que Masha es un bombón de personaje. La Kidman encarna a una extraña mujer rusa que ilumina la habitación cuando entra por la puerta. Parece etérea, como si levitara, un ángel, con su larga melena rubia, su porte de esfinge, siempre vestida de blanco y mirando al frente fijamente sin pestañear. Esta buena señora que debería dar miedo solo con verla, o al menos infundir un respeto como el que se siente cuando nos enfrentamos a algo desconocido, es sin embargo la anfitriona perfecta para esos “nueve perfectos extraños” del título que llegan en coche a su lujoso resort en busca de paz y tranquilidad. Obviamente no la encontrarán o, tal vez, sí, aunque les costará lo suyo encajar en ese nuevo microcosmos que propone una mujer cuya mirada gélida parece ocultar otras intenciones.

"¿Eres feliz con tu vida?", pregunta Masha a los que llegan a Tranquillum House. ¿Y quién lo es?, nos preguntamos. Con lo cual es relativamente fácil que cualquiera de esos nueve visitantes sienta en cierta manera que está en el sitio correcto, un lugar donde se les va a escuchar, que los va a transformar, que los va a hacer felices de verdad. Para ello, Masha propone actividades en equipo, terapias variadas y entrevistas individuales. Pero cuando ella no está los observa por unos monitores. Todo está megacontrolado.

'Nine Perfect Strangers'
'Nine Perfect Strangers' | Amazon Prime Video

En apariencia, lo que propone esa especie de nirvana alejado del mundo son 10 días de absoluto relax, con batidos hechos a medida, comidas saludables, habitaciones que parecen campos de fútbol y espacios abiertos en medio de la naturaleza con spa incluido. Pero en realidad, y aquí viene el misterio y lo que engancha de la serie, es que Masha también esconde sus propios secretos que vemos a modo de flashbacks. Y entonces pasamos del 'namaste' al '¿qué me estás contando?' y sin desvelar mucho más (hemos visto los seis primeros episodios de un total de ocho) descubrimos que Masha no juega limpio, aunque ¡sorpresa! a sus clientes parece que les de igual.

Y cómo no hay que hablar de ellos, de esos actores conocidos que protagonizan escenas de lo más peculiares, que aportan diferentes matices a la historia y la enriquecen. Todos ellos más o menos llegan alterados, aparentemente tienen vidas confortables, pero en realidad sufren por dentro. Masha les promete que no serán las mismas personas que entraron. Y aquí está la clave de la trama. Fuera toxicidades y malos hábitos, sí, pero ojo a esa reinvención, a sentirse especiales. ¿Cuál será el coste de la transformación?

La serie gana puntos cuando tira por la parte cómica, como con la pareja formada por Melissa McCarthy y Bobby Cannavale, que ya coincidieron el año pasado en la película 'Superintelligence'. No se conocen, y dentro mantienen una relación de amor odio muy divertida. Otros que se pelean, por diferente motivo, son los personajes de Luke Evans y Regina Hall, pues los pequeños ataques verbales (y alguno físico) se suceden, como si de un Gran Hermano se tratase. Todo se magnifica allí dentro, para bien y para mal.

Luego está la familia que quiere superar una pérdida, con Michael Shannon como el patriarca un tanto cuñado cantando 'Grease' y haciendo bromas que no vienen a cuento. O Samara Weaving como una influencer vestida de Fendi que muestra sus inseguridades cuando apaga la cámara. Inevitablemente la comparación con la, posiblemente, mejor comedia del verano, 'The White Lotus', ensombrezca un poco 'Nine Perfect Strangers', ya que ambas transcurren en lugares idílicos, con un reparto coral, personajes que quieren cambiar, aunque sea por otros motivos, y un gerente que pierde los papeles por culpa de las drogas. Pero en 'Nine Perfect Strangers' está Nicole Kidman, y eso es siempre el mejor de los ganchos.

Publicidad