ObjetivoTV » Número de Serie

NÚMERO DE SERIE

'Love': forzadamente indie aunque irresistible

Todo lo que hace Judd Apatow se mira con especial atención. Con sus aciertos y errores, es innegable su capacidad para crear un tipo de ficción absolutamente pegada a la cultura contemporánea actual. Como productor, creador y guionista tiene un ojo infalible para crear series y películas de éxito, aunque quizás sea 'Love', recién estrenada por Netflix, su proyecto más personal hasta la fecha.

Love

Netflix Serie 'Love' de Netflix.

Publicidad

Funes VO | @FunesVO | Madrid
| 02.03.2016 16:14

El argumento de ‘Love’ no supone nada nuevo: una comedia romántica en la que los protagonistas son dos completos anti héroes. Mickey (Gillian Jacobs) y Gus (Paul Rust) encarnan  a una pareja a la que odias y amas a partes iguales. En este aspecto es muy parecido a ‘You’re The Worst’, donde no se sigue el esquema en el que uno de los miembros de la pareja es cortejado y el otro pone resistencia. En ‘Love’ tanto ella como él son dos auténticos desastres.

La nueva serie se presenta con un buen puñado de cosas buenas: lo más destacado es la interpretación y química de los actores protagonistas (ya era hora de que Jacobs tuviese un papel de importancia), el ritmo de los episodios, o la peculiar forma en la que terminan todos los capítulos. Sin embargo, también hay ciertos elementos que le restan calidad: un estilo indie excesivamente rebuscado por los guionistas o unos secundarios que son absolutamente prescindibles y que no deberían serlo en una serie de estas características.

Los actores protagonistas son perfectos pero realmente no era necesario que Gus tuviese aspiraciones de guionista y que Mickey trabajase en una cadena de radio. Parece imposible que una pareja sea interesante si ambos no trabajan en algo artístico o relacionado con los medios de comunicación. (Fijaos en ‘You’re the Worst’: ella es manager de grupos musicales y él es escritor). Ese intento forzoso de pasarlo todo por un filtro cool es probamente lo que más falle en la serie.

De cualquier modo, los aciertos superan a los errores y ‘Love’ es perfecta para un binge watching (maratón) de sus 10 episodios, que se ven el tirón sin mayores problemas. Quizás su mayor error es enfrentarse a una segunda temporada y seguir ofreciendo un relato atractivo, algo realmente complicado cuando todo el peso está en la pareja protagonista y no hay una sola trama secundaria potente que pueda compartir el éxito de la ficción.

Sí acierta de pleno el guión de la serie a la hora de retratar las necesidades, aspiraciones y conflictos de dos personas recién estrenadas en la treintena. En este aspecto, Judd Apatow es un número 1 y es incuestionable su capacidad para poner voz a diferentes generaciones. En ese aspecto los espectadores, encima o debajo de los 30, se verán reflejados en muchísimas situaciones, porque en el fondo todos somos a la vez un poco Mickey y un poco Gus.

‘Love’ no es perfecta, pero sí interesante, es pretenciosa pero es irresistiblemente entretenida. Netflix ha acertado con una comedia que puede ser un referente sí pulen un poco mejor a los secundarios y dejan de lado las intenciones de ser los molones de la clase. Si es así, la recién empezada historia de amor de ‘Love’ tiene un largo futuro.

Publicidad