DE BESO DE ENSUEÑO A PESADILLA

Historia de un no-beso de cine (y de otros terribles): de Lindsay Lohan a Will Smith

¿Te parecería increíble besar a una estrella de cine en pantalla? Parece de ensueño, pero para ciertos actores de Hollywood algunos besos en la ficción se convirtieron en auténticas pesadillas.

Historia de un no-beso de cine (y de otros terribles): de Lindsay Lohan a Will Smith

Historia de un no-beso de cine (y de otros terribles): de Lindsay Lohan a Will Smith Getty

Publicidad

La historia del cine está llena de grandes besos. Cada espectador tiene grabados en la retina unos cuantos, los más dulces, los más tristes o los más ardientes. Hay otros que, sin embargo, nunca llegaron a producirse porque hubo actores que se negaron a besar a sus compañeros de reparto. Otros besos sí llegaron a materializarse, pero para los implicados hubiese sido mejor que no. Repasamos algunas anécdotas tras las cámaras sobre no-besos y besos terribles.

Lindsay Lohan no quiso besar a Charlie Sheen

La ahora estrella de las comedias navideñas (por su estreno de 'Navidad de golpe'), Lindsay Lohan, se negó a besar a Charlie Sheen cuando coincidieron en 'Scary Movie 5'. En la película ambos aparecen en una escena en la cama y estaba escrito que sus personajes se besaban, pero ella no quiso por, según el medio TMZ, su "historial fiestero", a pesar de que ambos habían firmado un contrato en el que aseguraban que no tenían herpes labiales. La escena se mantuvo hasta el final por si Lindsay cambiaba de opinión, pero no lo hizo: se usó a una doble para el beso y otra parte del guion se reescribió.

Charlie Sheen y Lindsay Lohan
Charlie Sheen y Lindsay Lohan | Getty

Denzel Washington rechazó a Julia Roberts

Una anécdota muy célebre es que Denzel Washington no quiso tener una escena de beso con Julia Roberts en 'La sonrisa del pelícano'. Y la razón era que ella era blanca. Pero no se trataba de una cuestión de discriminación racial sino, según él, de todo lo contrario. Para Washington, su público principal eran las mujeres negras y pensaba que ellas rara vez eran mostradas como el objeto de deseo en las películas. Al final, siempre era una mujer blanca la que se enrollaba con el héroe negro cañón. Y, claro, el actor no quería defraudar a su entregada audiencia. De hecho, esta política la adoptó a consecuencia de una experiencia previa: llegó a sus oídos que muchas mujeres negras abucheaban en el cine cuando le veían besando a Mimi Rogers en 'A espaldas de la ley'. Pues ya no más.

La fe, lo primero

Conocido por su paso por incontables series como 'Legend's of Tomorrow', 'Arrow' o 'Suits', así como por su papel de Dum-Dum Dugan en el MCU, Neal McDonough se niega a besar en la ficción a otras mujeres que no sean su esposa (incluida Nicollette Sheridan en 'Mujeres desesperadas') por convicción religiosa. "En la vida hay que honrar a Dios y ser el mejor ser humano que puedas ser y alabar a Dios en todo lo que haces. Matar gente en la pantalla, eso es falso. No es real. Pero cuando estás en la cama con otra mujer en la pantalla, ¿sabes qué? Eso es real. No me gustan ese tipo de cosas. Especialmente ahora que tengo hijos. No quiero que mis hijos digan: Oye, papá, ¿qué haces con esa dama en la pantalla?", explicó al medio Christian Examiner. Otro actor que no besa por temas religiosos es Kirk Cameron, conocido por su paso por 'Los problemas crecen' y, posteriormente, por su posición ultracatólica.

Aleja ese catarro de mí

En la película 'RocknRolla' de Guy Ritchie, los personajes de Thandiwe Newton y Gerard Butler iban a darse un beso, pero él pilló un resfriado muy fuerte. Pero eso no es todo porque la anécdota se vuelve de lo más rocambolesca: según Newton, la mismísima Madonna (entonces pareja del director) apareció en el set con una inyección de vitaminas que les pinchó en el culo para curarlos. Por lo que sea, no funcionó y Ritchie tuvo que improvisar, creando esa escena tan icónica en la que ambos personajes bailan.

Gerard Butler y Thandiwe Newton
Gerard Butler y Thandiwe Newton | Getty

No homo: de Tom Hanks a Eddie Murphy

Aunque ya hemos avanzado bastante en este tema (quizás no lo suficiente), hubo un tiempo en que los actores heterosexuales sentían pavor de interpretar a personajes gays o, si lo hacían, lo consideraban un gran riesgo para su imagen pública. Y el caso más sorprendente es el de Tom Hanks que no quiso besar a Antonio Banderas en 'Philadelphia' (aunque Banderas sí estaba por la labor). En efecto, una película como esta no tiene un solo beso gay en la boca, solo una escena en la que el personaje de Antonio besa al de Tom en las manos. Y la culpa la tuvo Hanks que se negó, tal y como confirmó después el director de la película. Las mentes cambian: este año, Tom Hanks no solo se arrepintió de eso, sino que aseguró que no tenía sentido que un hombre hetero acaparase ese papel tan importante para la comunidad LGTBQ+.

Pero Tom Hanks no ha sido el único en negarse a besar a otros hombres en ficción... o incluso a aceptar un papel gay. En 'Tarde de perros', Al Pacino no quiso besar a su compañero de reparto Chris Sarandon (que interpreta en la ficción a una persona trans que quiere realizar una operación de reasignación de sexo) y Mark Wahlberg rechazó protagonizar 'Brokeback Mountain' (se dice que aconsejado por su sacerdote) tras leer 15 páginas del guion en una reunión con Ang Lee. Por su parte, Eddie Murphy dijo en una entrevista en los noventa: "No voy a comerme ningún insecto y ni voy a besar a ningún hombre... Si quieres ir al cine y verme comer insectos y besar hombres, tienes un problema, no yo". Años después, se retractó.

Tom Hanks en 'Philadelphia'
Tom Hanks en 'Philadelphia' | Fotograma de 'Philadelphia'

Will Smith tampoco quería dar un beso gay

Si hay muchos actores se negaron a aceptar papeles de personajes gays, Will Smith no tuvo problema con eso al principio de su carrera. En 'Seis grados de separación' daba vida a Paul, un estafador gay (basado en el real David Hampton) que seducía a una pareja de hombres mayores para robarles. El guion era claro y Smith sabía que habría besos, pero una vez en el set de rodaje, se negó. Según algunas fuentes, seguía un consejo de Denzel Washington de no besar nunca a un hombre en pantalla. Después, Smith se retractó: "Fue muy inmaduro de mi parte. Pensaba: ¿Qué van a pensar mis amigos en Filadelfia? No era lo suficientemente estable emocionalmente como para comprometerme artísticamente con ese aspecto de la película... Fue una lección valiosa para mí. O lo haces o no lo haces", dijo en 1993.

Sí se besaron... pero les gustó

Besar a Marilyn Monroe

"Besar a Marilyn Monroe es como besar a Hitler" es, probablemente, una de las frases de intrahistoria de Hollywood más famosas, quizás por lo sorprendente que resulta esta confesión respecto a todo un icono sexual como Marilyn. Quien la dijo fue su compañero de 'Con faldas y a lo loco', Tony Curtis, quien además era su amante en aquel momento. ¿El motivo? Según él, tuvieron que repetir una escena de beso 59 y acabó harto. Años después de esta sentencia y siendo ya octogenario, Curtis se retractó, alegando que había sido una "respuesta estúpida" a una "pregunta estúpida".

Tony Curtis y Marilyn Monroe
Tony Curtis y Marilyn Monroe | Cordon Press

No tomes Doritos

Eva Mendes aseguraba que estaba nerviosa por besar a Will Smith en 'Hitch' y para calmar la ansiedad se preparó su plato favorito: sándwich de atún y cebolla con Doritos machacados. Como podéis imaginar, no es la mejor idea para tener un aliento fresco y agradable, y Smith lo notó. Aunque probaron con chicles mentolados para aplacar el olor, no fue el beso más agradable aunque luego él, en una entrevista televisiva, le dijo a Mendes que fue "absolutamente maravilloso".

Will Smith y Eva Mendes en 'Hitch'
Will Smith y Eva Mendes en 'Hitch' | Sony Pictures

La primera vez, delante de todo el mundo

Muchas estrellas jóvenes se han visto en la situación de dar su primer beso en la ficción antes que en la vida real. Le pasó, nada más y nada menos, a Emma Watson en 'Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: parte 2'. "Estaba en plan: ¿uso la lengua?, ¿no la uso?, ¿me cubro los dientes?, ¿qué hago?, ¿empiezo yo?", contó la actriz en una entrevista, "Me terminé abalanzando sobre Rupert. Estaba desesperada por acabar. Y cuando terminó la primera toma él dijo: Guau, ¿de dónde ha venido esto? y yo dije: ¡Lo siento!".

Ron Weasley y Hermione Granger
Ron Weasley y Hermione Granger | Warner Bros
ObjetivoTV » Nostalgia

Publicidad