Entre medias, Fonsi se ha convertido en el mayor experto de 'La Voz' mundial: ha sido coach en España, Estados Unidos, Chile, Ecuador y Colombia. Pero sin descuidar su faceta sobre los escenarios, ya que ha impulsado dos de los mayores hits de los últimos tiempos: "Despacito" y "Échame la culpa", tema que ha cantado durante las grabaciones de la gran apuesta de Antena 3.

El cantante compone su propios temas, y tal y como explica en El Periódico, intenta "poner en todas ellas la misma cantidad de cariño. Sin embargo, al final te das cuenta de que no depende de ti, y de que puedes ser el más meticuloso en cada detalle, pero no sabes cómo va a reaccionar la gente. Para mí la dimensión que ha cobrado 'Despacito' ha sido una sorpresa".

También admite que "nadie sabe cuáles son los ingredientes, el secreto, de una canción de éxito. ¡Yo no tengo ni idea! Creo que son fenómenos que ocurren y a los que no hay que buscarles explicación. Sólo sentir agradecimiento, porque el impulso que le ha dado a mi carrera esta canción es imposible de medir".

Con varios temas ha traspasado fronteras, aunque no es de extrañar: "Soy un gran defensor de nuestro idioma, de nuestros ritmos, de nuestra cultura y nuestro sabor. La versión en inglés está bien, pero la que de verdad triunfa es la que está hablada en castellano. Eso es lo que hay que defender".

La faceta más solidaria de Luis Fonsi

Luis Fonsi recibió en 2018 el Premio Global Gift Philanthropist. En la revista Diez Minutos explicó que para él fue un auténtico honor, "sobre todo porque podemos continuar creando conciencia, tan importante en estos momentos. Por años he sabido de la labor llevada a cabo por Global Gift Foundation, pero fue cuando conocí a María Bravo el año pasado cuando decidí que debía colaborar con ella en proyectos muy especiales, que por siempre tendré en mi corazón".

El cantante admite que participar en causas benéficas "ha sido siempre una prioridad. Ayudar a los más necesitados es algo que me inculcaron mis padres desde muy pequeño. Y gracias a mi carrera como cantante, he tenido y tengo el privilegio de llevar alrededor del mundo mensajes de solidaridad a todas aquellas personas que lo necesitan. Usar mi voz para una buena causa es algo que me llena y que deseo hacer el resto de mi vida".

Su faceta solidaria la mostró cuando el huracán María devastó parte de Puerto Rico, aunque explica que la ayuda "no llega tan rápido como se necesita. Cuando suceden este tipo de desastres, no hay tiempo que perder, muchas vidas dependen de una ayuda inmediata. Es muy importante que como ciudadanos unamos nuestras fuerzas para no sólo ejercer presión sobre los gobiernos, también debemos usar nuestros propios recursos para ayudar a mejorar la situación. Es imposible ayudar a cientos de miles de personas, sobre todo en tiempo de crisis, pero con que aportemos todos un granito de arena podemos lograr mucho".