Seth Meyers ha sido el encargado de ejercer de maestro de ceremonias de la 66ª edición de los premios Emmy, que este año ha retransmitido la cadena NBC. Meyers tuvo que templar los nervios latentes que había entre las dos ficciones del momento: 'Breaking Bad' y 'True Detective'. 

Una lucha de tú a tú a la que se hizo referencia en varias ocasiones. Como cuando Amy Poehler no sabía cómo presentar a Matthew McConaughey y Woody Harrelson para no herir sensibilidades y finalmente optó por llamarlos al escenario como "los dos únicos actores sobre los que no se rumorea que aparecerán en la segunda temporada de 'True Detective'". 

Incluso Julia Roberts se puso nerviosa a la hora de anunciar el ganador del Emmy al mejor actor protagonista. Y no era para menos: una de las categorías más disputadas... entre dos. Porque Jon Hamm, Woody Harrelson, Kevin Spacey y Jeff Daniels fueron a la gala a pasárselo bien. Todos los ojos estaban puestos en Matthew McConaughey ('True Detective') y Bryan Cranston ('Breaking Bad').

Finalmente las dudas se despejaron y hubo una clara vencedora: Heisenberg se impuso a Rusty; la veteranía se impuso a la novedad, un "adiós" se impuso a un "acaba de empezar mi viaje". 

'Breaking Bad' se alzó con cinco de las principales categorías: mejor guión de drama para el considerado "capítulo 10", "Ozymandias"; mejores actores secundarios para unos emocionados Aaron Paul y Anna Gunn, tercer y segundo Emmy por sus Jesse y Skyler, que dedicaron a Bryan Cranston y Vince Gilligan; mejor actor protagonista, para Bryan Cranston, que se lo dedicó a "todos los Sneaky Pete del mundo"; y mejor serie, poniendo así un broche de oro a cinco temporadas que han hecho historia de la televisión. 

Pero 'True Detective' no se fue con las manos vacías. Su famoso plano-secuencia bien le ha valido a Cary Joji Fukunaga el Emmy a mejor dirección de serie dramática. 

El premio para la mejor actriz de drama fue para Julianna Margulies, su tercer Emmy (segundo por interpretar a Alicia Florrick). Margulies quiso reivindicar el excelente trabajo de Robert y Michelle King y el mérito de hacer una serie de 22 capítulos cada año del nivel de 'The Good Wife' que no estaba nominada en la máxima categoría en esta edición.

Allison Janney recogió dos premios: mejor actriz invitada por el drama 'Masters of Sex' y mejor actriz secundaria en comedia por 'Mom'. Joe Morton recibió el emmy al mejor actor invitado en drama por 'Scandal'.