SEGUNDA OPORTUNIDAD

La hija de Olivia Newton-John toma medidas a su "adicción a la cirugía": "Mis labios se estiraron permanentemente"

Chloe Lattanzi, hija de Olivia Newton-John, ha revelado estar trabajando por mejorar su salud tras confesar que es adicta a la cirugía. Algo a lo que está poniendo remedio y se ha extraído su relleno facial.

Publicidad

Olivia Newton-Jon, quien fallecía el pasado 8 de agosto a los 73 años, siempre estuvo al lado de su única hija, Chloe Lattanzi, quién ha vivido momentos muy duros a los largo de sus 37 años. Así, Chloe sufrió un trastorno alimenticio en su adolescencia derivado de una depresión que le llevó a consumir drogas y alcohol de forma compulsiva.

Finalmente, la hija de la protagonista de 'Grease' acabó en un centro de rehabilitación y, por suerte, parece que poco a poco va recobrando las riendas de su vida. Además, Chloe se ha tenido que enfrentar muchas veces a las críticas y comentarios despectivos por ser un personaje público.

De esta forma, Lattanzi ha sido criticada duramente por promover un estilo de vida orgánico, cuando durante bastante tiempo ha apostado por realizarse costosas cirugías plásticas y el uso de cosméticos. Finalmente ha decidido predicar con el ejemplo, y ha dado muestra de ello a través de un vídeo en su cuenta de Instagram en el que comunica que está trabajando para recuperar un estado de salud óptimo.

"Me quitaron los rellenos de la cara. Cuando me lo hice, tenía dismorfia corporal, así que tenía muy baja autoestima". Este suceso terminó por convertirla en una adicta a la cirugía.

"Creo que comencé a hacer (rellenos) hace unos 10 años. Mi cara se veía muy hinchada y extraña. Hay un producto llamado hialuronidasa que puede eliminarlo, básicamente lo disuelve, que es un proceso continuo por el que pasó".

Además de su relleno facial la cantante y actriz, ha afirmado que también está planteando retirarse sus implantes mamarios, pues no era consciente de que pudiera acarrear consecuencias negativas para su bienestar. Su primera operación fue a los 18 años y tuvo que pasar por dos nuevas intervenciones tras la "fallida" intervención inicial.

"Confiaba en cualquiera con bata blanca y no sabía que hubiera efectos secundarios o consecuencias. De hecho, estoy pensando en eliminarlos. Cuesta mucho dinero".

Chloe Lattanzi pide empatía a sus seguidores tras recibir mensajes de odio

A través de este comunicado en redes, la hija de Newton-John, pretendía hacer consciente a la gente sobre los comentarios que lleva años sufriendo, tras el resultado fallido de varias de sus intervenciones.

"Con mis labios, los inyecté tanto que se estiraron permanentemente. No es que esto sea asunto de nadie, pero me dolió ver algunos de estos comentarios y solo quería educar a la gente", explicaba. "Puedes creerme o no, pero es la verdad. De tenerlos tan llenos, solo están estirados. No me los he hecho en años".

Olivia Newton-John y Chloe Lattanzi
Olivia Newton-John y Chloe Lattanzi | Getty

"Cuando eres adicta, sabes que está mal, pero tienes tan baja autoestima que te arriesgas", compartió. "Y si hubiera sabido que esto iba a ser malo para mí [cuando realizó la intervención], igualmente lo habría hecho. Necesitaba sentir que era lo suficientemente bueno".

"No significa que no esté tratando todos los días de hacer lo correcto para mi cuerpo. A esto se le llama adicción y baja autoestima, con la que lucho todos los días".

La actriz tituló su intervención con la frase: "No soy perfecta. Sigo cometiendo errores con mi dieta y mis elecciones".

Seguro que te interesa:

La trágica coincidencia de John Travolta: El actor ha perdido a todas las mujeres de su vida por el cáncer.

ObjetivoTV » Cine

Publicidad