EL PRECIO DE LA FAMA

La lucha de Olivia Newton-John por salvar a su única hija de las adicciones y la anorexia

La actriz Olivia Newton-John ha fallecido a sus 73 años este lunes y desde entonces han vuelto a salir a la luz algunos de los momentos más duros de su vida, entre ellos, las adicciones y problemas de su hija, Chloe Lattanzi.

Publicidad

Olivia Newton-John falleció este lunes por la noche a sus 73 años tras una larga lucha contra el cáncer de mama, pero siempre vivirá en la memoria de todos como la icónica Sandy Olsson que enamoró al macarra de Danny Zuko.

La co-protagonista de John Travolta en 'Grease' fue diagnosticada con la enfermedad en 1992, pero esto no le impidió seguir durante 30 años cumpliendo sus sueños. Así, poco a poco se abrió paso como cantante e incluso llegó a ocupar cinco números uno en las listas estadounidenses.

Desde entonces, Olivia ha luchado por mantener a su única hija, Chloe Lattanzi, alejada del foco público, pero ahora han vuelto a salir a la luz algunos de los problemas que tuvieron que afrontar madre e hija para seguir adelante.

Y es que la hija de Olivia Newton-John y Matt Lattanzi se ha sincerado en más de una ocasión, pues su madre fue imprescindible para ayudarla en sus épocas "más oscuras" y se convirtió en "mi mejor amiga".

La lucha conjunta de Olivia Newton-John y su hija

Fue en 2018 cuando Chloe escribía su propia columna en Woman's Day y lo hacía, nada más y nada menos, que detallando cómo fue su infancia y el papel que tuvo su madre en ella.

Así, explicaba que hasta que tenía 5 años no descubrió que su madre era famosa y que en el momento en el que se dio cuenta le dio "un ataque de pánico". Asegura que la difunta actriz siempre ha intentado mantenerla al margen de la mirada público, pero esto "era casi imposible".

A día de hoy, no querría ser famosa porque piensa que "la fama te desordena por completo", pero no culpa a su madre de sus problemas, al revés.

Y es que Chloe llevaba años luchando contra la adicción, la ansiedad y también la anorexia. La también actriz y modelo incluso llegó a confesar que se obsesionó con las operaciones de cirugía estética porque quería parecerse a una muñeca Barbie.

"Mi trastorno alimentario comenzó cuando tenía 15 años y continuó hasta los 20. Tenía ataques de ansiedad y necesitaba encontrar una manera de sentirme en control de algo. La comida era lo único que podía controlar", confesaba Chloe en 2013 en un encuentro con The Mail on Sunday.

"La primera vez que probé la cocaína sentí un gran alivio. Me quitó la ansiedad. Llegué al punto en que lo primero que hacía cada mañana era consumir cocaína", continuaba la hija de Olivia Newton-John.

Tal fue la situación, que con 20 años Chloe Lattanzi se gastaba más de 100 dólares en cocaína y bebía media botella de vodka al día. Se convirtió en una rutina y sus padres no podían darse cuenta de la magnitud del problema.

Según la hija de la afamada actriz, Olivia Newton-John la llevó a todos los especialistas que pudo. Así, cuando tenía 18 años la llevó a un centro de tratamiento para combatir su trastorno alimentario y, algunos años más tarde, la ingresó en un centro de rehabilitación por su adicción a la cocaína el alcohol y los antidepresivos.

Confiesa que lo único que consiguió acabar con sus demonios fue el amor de su madre: "Me miró y finalmente se dio cuenta del poder que tiene, que su amor es la herramienta de sanación más poderosa del mundo".

"Ambas luchamos: yo con la adicción, la ansiedad y la anorexia, y mi madre, ante la impotencia de verme hundida ante mis horas más oscuras", escribía Chloe entonces para Woman's Day.

El cáncer de Olivia Newton-John estuvo en remisión hasta 2017, en ese momento Chloe decidió que debía madurar y lidiar con sus demonios para estar allí para su madre.

"Tengo que mantenerme sobria el resto de mi vida y eso es una lucha y requiere trabajo. Todos tenemos nuestros cánceres. No estoy tratando de hacer que su lucha suene pequeña, estoy tratando de decir que podría ser más fácil pensar que todos tenemos cosas que resolver", confesaba en 2019 al programa de televisión australiano 60 Minutos.

Ahora, Chloe está casada con James Driskill y viven en una granja donde tienen una plantación legal de cannabis. En los últimos días la hija de quien fue Sandy Olsson ha compartido varios vídeos junto a su madre para recordarla.

Entre ellos, ha compartido una de las canciones que han cantando juntas, 'Window In The Wall' y le ha dedicado unas dulces palabras.

"Eres mi mamá faro. Mi lugar seguro. El espacio de mi corazón. Ha sido un honor y sigue siéndolo ser tu bebé y tu mejor amigo. Eres un ángel en la tierra y todos los que has tocado han sido bendecidos. Te amo por siempre mi dadora de vida, mi maestra, mi mamá", escribía Chloe en una de sus últimas publicaciones.

...

Seguro que te interesa:

El emotivo homenaje a Olivia Newton-John de su desconocida hija Chloe, que ha heredado sus ojos

ObjetivoTV » Cine

Publicidad