Se acaba de confirmar que la tercera temporada de 'Stranger Things' no se estrenará hasta 2019, así como se preveía en el teaser sobre la tercera temporada que se lanzó hace algunos días y vaticinaba que la serie no se estrenaría hasta el próximo verano. Será una larga espera, pero mientras tanto sus protagonistas, que siguen protagonizando entrevistas nos dan algunos detalles sobre la serie.

En esta ocasión ha sido la joven actriz, Millie Bobby Brown, quién ha explicado en una larga entrevista para 'W Magazine', lo que ha supuesto para ella convertirse en Once (Eleven) de 'Stranger Things'. "Tres días después de la premier mi vida cambió. ¡La gente se volvió loca! Mis seguidores crecieron a un millón en día, las revistas me querían".

Brown tan solo tenía 11 años cuando comenzó a rodar 'Stranger Things', una de las series más exitosas de Netflix. Ahora con 14, y en pleno rodaje de la tercera temporada se ha convertido en todo un icono para los más jóvenes.

Sin embargo, durante la entrevista, ha confesado que uno de los momentos más duros fue cuando tuvo que raparse su larga melena para interpretar a Once. "Fue un asunto importante".

Por un lado, asegura la actriz: "era genial. Cuando eres calvo, la lluvia se siente como si te estuvieran dando un masaje en la cabeza. Caminaba bajo la lluvia y la gente me miraba como si estuviera loca. Y yo continuaba sonriendo, muy feliz, mientras la lluvia caía en cabeza desnuda." Sin embargo, había otro lado menos amigable que la actriz también tuvo que soportar: "La gente se quedaba mirándome, preguntándose si estaba enferma. Algunos incluso se reían de mi sin saber si estaba o no estaba enferma. Fue doloroso, pero su actitud me enseñó algo sobre la compasión. Al final, ser calva es una de las mejores cosas que he hecho, ser diferente ha cambiado mi vida. Quise abrazar mi calvicie y, ojalá, inspirar a la gente. Y, ahora, se ha convertido en mi mensaje para el mundo." Sentenciaba Millie Bobby Brown.