Emilia Clarke trabajó durante años en 'Juego de Tronos' mientras lidiaba con una grave enfermedad y se recuperaba de dos neurocirugías, pero su masivo ejército de fans no supo nada de su lucha hasta este año. La actriz decidió mantenerlo en privado lo máximo posible, pero ahora ha decidido compartir su historia con todo tipo de detalles en el podcast de Dax Shepard, 'Armchair Expert'.

La actriz de Daenerys superó su experiencia cercana a la muerte y ha decidido aprovechar su influencia para crear una fundación, SameYou, que ayuda a personas jóvenes que también han sufrido una lesión cerebral.

Aquí puedes descubrir todo su relato, que te pondrá los pelos de punta.

"Nací con una deformidad en el cerebro. Después de la primera temporada de 'Juego de Tronos', no me encontraba bien y me sentía extraña. También tenía como mucha presión con todo igualmente. Y me destrozó completamente. Pero siempre veo lo de mis hemorragias como algo bueno, en el sentido de que es bueno que pasaran cuando pasaron, por raro que suene.

Y bueno, con la primera, estaba en el gimnasio y empecé a tener un dolor como nada que puedas imaginar. Con cualquier tipo de hemorragia, el hecho de tener sangre donde no debes tener en el cuerpo es probablemente la mayor cantidad de dolor que puede soportar un humano.

Me arrastré al baño y me puse violentamente enferma. Y mientras estaba vomitando, solo podía pensar, 'estoy perdiendo una parte de mi cerebro, puedo sentirlo'. No sé cómo lo sabía. Empecé a intentar decir mi nombre completo y cosas para probarme. '¿Quiénes son tus padres? ¿Qué fue lo último que rodaste? Piensa. Un poco de dothraki... Lucha, lucha, lucha, lucha. No pienso tener daño cerebral. Estoy a punto de ser una actriz. Así no es como va a acabar esta mierda. Tengo que vivir. Esto no va a pasar aquí'.

Y bueno, pasé por esto, y sobreviví a duras penas. Me operaron para drenar la hemorragia del cerebro y bloquear el lugar desde donde se estaba escapando. Y en el momento en que pierdes sangre en una parte del cerebro, se muere. Pero como era joven, no perdí nada que afectase a mis capacidades motoras.

Después pasé por un infierno durante un tiempo en el hospital. Tenía una cosa llamada disfasia, que básicamente significa que estás atrapado en ti mismo y no puedes comunicarte. Pero, de nuevo, como era joven, lo pasé".

La actriz confiesa que los propios médicos estaban esperando para ver si iba a morir para comunicarle su estado a HBO. Finalmente, Emilia sobrevivió y unas 5 semanas después volvió al trabajo.

"Para mí ni siquiera era una opción contarle nada a nadie. Porque necesitaba entender primero todo lo que me había pasado, y no quería que nadie más opinara sobre lo que ellos pensaban hasta saber qué significaba para mí. ¡Y quería volver a trabajar! Pensaba que me iban a despedir. Tenía esta gran oportunidad, y necesitaba demostrarles que me merecía estar ahí, y tener una hemorragia cerebral no iba a ayudar".

Un tiempo después Emilia tuvo que volver al hospital por un segundo aneurisma. Tuvo una cirugía preventiva para extirparlo y evitar una hemorragia, pero hubo complicaciones.

"Como pasa a menudo, algo fue mal. Las bobinas se atascaron y tuve un sangrado masivo. Así que fue un infarto mucho mayor, me despertaron en la mesa de operaciones para decirme que tenían que abrirme el cráneo para arreglarlo. Aquí estuve mucho más entre la vida y la muerte. Tengo una cicatriz desde la oreja hasta el comienzo de la frente, pero obviamente sabían cuál era mi trabajo así que hicieron un trabajo increíble y no me afeitaron la cabeza.

La recuperación fue mega difícil. Cuando te abren la cabeza con una sierra es un trauma épico para tu cuerpo".

Te cuesta un tiempo recuperarte y volver a sentirte a salvo. Pero cuando lo haces, te vuelves jodidamente fuerte. Es en plan, 'hey, he visto el otro lado y estoy bien'".

Desde luego, la positividad de Emilia es abrumadora después de haber pasado por algo tan inimaginable.

· · ·

Seguro que te interesa

"Él me cuidó": Emilia Clarke revela cómo Jason Momoa la ayudó en las escenas sexuales de Daenerys Targaryen en 'Juego de Tronos'