Novamas » Vida

VIDA SALUDABLE

¿Cuántas calorías se pierden realmente durante las relaciones? Mitos y verdades

La actividad física ofrece múltiples beneficios para la salud pero, ¿las relaciones sexuales pueden sustituir a un buen entrenamiento físico?

Pareja tumbada en la cama

Envato Pareja tumbada en la cama

Publicidad

Siempre se ha hablado sobre los importantes beneficios del ejercicio sobre nuestra salud. Junto con una buena alimentación, la actividad física es capaz de controlar los números que aparecen en la pantalla de la báscula, así como ayudar a mejorar el estado de ánimo, conseguir un extra de energía e incluso fomentar una mejor calidad de sueño. No obstante, la perseverancia y el compromiso son algunas de las claves para conseguir dichos resultados.

En el día a día se nos pueden venir a la cabeza todo tipo de preguntas. Por muy extravagantes que sean tenemos la información a nuestro alcance, ya que hay muy pocas cuestiones que no tienen respuesta. Por ejemplo, es probable que algunas veces hayas comparado una actividad sexual con un ejercicio real pero, ¿la práctica sexual no puede sustituir a un buen entrenamiento físico?

Báscula
Báscula | Envato

¿Cuántas calorías se consumen durante la práctica sexual?

Algunas situaciones podrían llevarnos a pensar que la práctica bien podría compararse con salir a correr. Pero mientras que hay algunas posturas sexuales que casi contarían como hacer ejercicio en un gimnasio, un grupo de investigadores de la Universidad de Montreal dio respuesta a la pregunta de cuántas calorías se pierden realmente durante las relaciones íntimas y los datos son verdaderamente curiosos.

El objetivo del estudio era determinar el gasto energético en kilocalorías durante la actividad sexual, y para ello investigaron la actividad física de 21 parejas hetero diferentes de entre 22 y 28 años. El gasto de energía durante las relaciones se midió a través de un brazalete portátil, y también les hicieron correr en una cinta durante 30 minutos a una intensidad moderada para comparar los resultados entre ambos ejercicios.

Con todos los datos obtenidos, descubrieron que el gasto energético medio durante el sexo es de 101 kilocalorías en los hombres y de 69,1 kilocalorías en mujeres, concluyendo que los hombres queman aproximadamente 4,2 calorías por minuto y 3,1 calorías en el caso de las mujeres. Los resultados cosechados cuando los participantes hicieron running fueron concluyentes.

La sesión de media hora supuso un gasto calórico de 276 kCal en hombres (9,2 calorías por minuto cada 8,5 metros) y 213 kCal en mujeres (7,1 calorías por minuto cada 8,4 metros). La diferencia entre este conjunto es bastante grande y, por lo tanto, la práctica sexual no puede sustituir a un buen entrenamiento físico.

Pareja en el dormitorio
Pareja en el dormitorio | Envato

Los factores clave que contribuyen a este gasto de energía

Es bien sabido que para que haya un gasto significativo de energía deben entrar en juego diversos factores. La alimentación y el ejercicio aeróbico son dos de los componentes clave de la pérdida calórica cuando el objetivo es adelgazar, y en este caso también necesitan entrar en juego ciertos principios para llegar a comprender los datos que descubrieron los investigadores en su estudio.

- La intensidad. De acuerdo a los resultados de la investigación, una de las variables que más ayudan a esta quema calórica tiene que ver con la intensidad de la actividad. Es decir, cuanto mayor sea el ritmo sexual, mayor será la quema calórica.

- La duración. Como cualquier otro ejercicio, la duración de la actividad es otra de las claves para alcanzar las cifras mencionadas en el estudio. Para ponernos en situación, cuando realizamos deporte debemos hacerlo durante un mínimo de tiempo para que tenga un impacto sobre nuestra salud, y en el caso de las relaciones sexuales ocurre igual: a más resistencia, más gasto de energía.

- La posición. La postura también tiene un impacto sobre cuántas calorías se pierden realmente durante el acto sexual. Según los investigadores, la persona que está arriba utiliza más calorías en comparación a la persona que está tumbada. Parece lógico, pero lo cierto es que aún estando acostados perdemos calorías.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cinco posturas sexuales que casi cuentan como hacer ejercicio

Publicidad