NovaMás » Moda

BAJAS TEMPERATURAS

Ola de frío: ¿vestirse con capas o con un jersey grueso?

Te contamos qué ropa elegir en función de tus planes.

¿Cómo te vistes en un día frío?

iStock ¿Cómo te vistes en un día frío?

Publicidad

Varias provincias españolas llevan días en alerta por una ola de frío que ha dejado temperaturas mínimas de hasta -8 °C. Huesca, Teruel, Zaragoza, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora, Cuenca, Guadalajara, Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona y Orense, llevan muchas jornadas disfrutando del sol durante el día y padeciendo las bajas temperaturas durante la madrugada y primera hora de la mañana.

Ante esta situación de bajas temperaturas persistentes, muchas nos hemos preguntado qué debemos hacer para seguir con nuestra rutina sin pasar frío. Los anoraks y abrigos de plumas se han convertido en nuestros mejores aliados para ir de casa al trabajo y del trabajo a la actividad de ocio que nos espere.

Pero, ¿qué pasa con nuestros outfits? Debajo de estos chaquetones también tenemos que llevar ropa que nos abrigue y aquí llega el gran dilema: ¿llevamos capas o una prenda que abrigue mucho?

Los jerséis gruesos y gustosos ocupan tanto espacio bajo el abrigo que nos resultan muy incómodos, pero la opción de llevar capas también tiene sus inconvenientes: ¿cuántas veces se te ha quedado una manga arrugada debajo de la otra?

A continuación, exponemos las situaciones en las que deberías elegir una vestimenta u otra. La decisión final será cosa tuya.

Vestirse con capas

El sistema de capas es el favorito de las personas que practican deportes en el exterior durante la temporada de invierno. Tanto si vas a esquiar, como si vas a hacer una caminata en la montaña, los que más saben te dirán que tu outfit deberá estar compuesto por tres capas que te protegerán del viento, la lluvia y el frío y te ayudarán a retener el calor corporal: camiseta interior, forro polar y chaqueta impermeable.

Las más fashion victim estaréis pensando que esto está muy bien para ir a hacer alpinismo, pero, ¿cómo lo traducimos en nuestros looks de diario? El truco está en dominar lo que en el mundo de la moda llaman layering -superposición de prendas-.

Puedes llevar, por ejemplo, un top de tirantes -como camiseta interior-, una sudadera lisa, un blazer de cuadros y encima un abrigo de paño. Con todas estas prendas no pasarás frío a primera hora de la mañana y, cuando salgas a tomar un café al mediodía, si el sol aprieta, podrás quitarte alguna de las capas y ponértela en los hombros, como la influencer Emelie Lindmark en esta foto:

Superponer prendas puede ser muy divertido y dar mucha personalidad a tu outfit. Puedes usar combinaciones color block o diferentes tonalidades de un mismo color; hay muchas posibilidades.

Lo mejor de esta técnica es que llevarás muchos looks en uno y estarás preparada si hay un cambio de planes en tu agenda. Definitivamente, esta es la opción perfecta para aquellas personas con una vida ajetreada, esas que saben cuándo saldrán de casa, pero no cuándo llegarán.

Jersey grueso

Como hemos comentado al inicio del artículo, vestirse con capas puede llegar a ser muy incómodo, sobre todo en el momento en el que tienes prisa y no te da tiempo a colocar bien cada prenda. Llega un momento que nada de lo que llevas en tu outfit está en su sitio y te entra la angustia. Si temes este momento, recurre al jersey grueso.

Un buen armario cápsula debe tener siempre su jersey estrella. Aquel que abriga, sienta bien y es agradable de llevar. Con una camiseta de manga corta y este tipo de jersey no pasarás frío y, si tiene cuello largo, no te hará falta ni llevar bufanda. Será como no salir de debajo del edredón de tu cama en todo el día. Esos son sus pros.

Sin embargo, también tiene contras. Aparte del gran volumen que ocupa bajo la chaqueta, también supone un quebradero de cabeza para innovar en nuestros looks. Jersey y jean azul, jersey y jean negro… y poco más. Para no sentirte repetitiva llevando tu jersey favorito, puedes probar con accesorios llamativos que transformen el look. ¿Qué tal con un bolso del mismo color?

Esta opción es ideal si en tu universidad, escuela o trabajo hace mucho frío y no vas a tener la necesidad de quitarte el jersey en todo el día. Ahora, en tiempos de pandemia, como es muy importante ventilar los espacios cerrados, es posible que esta vestimenta acabe siendo tu elección para no acabar congelada.

¿Ya te has decidido?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Trucos y consejos para evitar que se formen bolas en los jerséis.

Publicidad