NovaMás » Cocina

SOMOS LO QUE COMEMOS

Los 7 peores alimentos que puedes comer si te sientes deprimido

Si últimamente experimentas más resacas emocionales que físicas después de una noche de fiesta, quizás te interese saber qué otros alimentos pueden deprimirte, además del alcohol.

Galletas en forma de corazón

Envato Galletas en forma de corazón

Publicidad

No sólo el alcohol puede jugarnos una mala pasada al día siguiente en lo que respecta a lo emocional. Hay otros alimentos que influyen en nuestro estado de ánimo. Al igual que hay nutrientes que relajan y generan serotonina, otros nos activan y generan adrenalina, afectando a nuestro comportamiento y conducta e influyendo directamente en nuestras emociones.

La alimentación es parte fundamental de nuestro bienestar, no sólo físico sino también mental. Porque comer debe hacerte feliz, te decimos qué alimentos deberías eliminar de la lista de la compra.

1. Endulzantes artificiales. Algunos especialistas aseguran que los endulzantes artificiales producen depresión del sistema nervioso. “Los endulzantes artificiales pueden llegar a frenan la producción de serotonina y dopamina, lo cual podría ser causa de depresión y crisis de ansiedad”, aseguran desde el obrador ecológico Leon The Baker, especialistas en alimentación saludable para personas con intolerancias.

2. Alimentos procesados. Algunas carnes, embutidos y productos azucarados aumentan el riesgo de desarrollar depresión, ya que contienen sustancias químicas nocivas que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares e inflamación.

3. Fritos. Los alimentos ricos en grasa saturada contribuyen a desarrollar conductas depresivas, por las reacciones químicas que se producen en el cerebro. “Consumidos en exceso aumentan la producción de determinadas moléculas que pueden reducir la producción de serotonina”, explican.

4. Lácteos altos en grasa. El consumo de grasas trans y saturadas también está relacionado con el desarrollo de trastornos de ansiedad.

5. Cereales refinados. Según los expertos, “el consumo de harinas refinadas aumenta las probabilidades de sufrir depresión, ya que pueden desestabilizar el nivel de azúcar en sangre y provocar, en consecuencia, ansiedad y cambios de humor”.

6. Refrescos dulces. Los dulces y los refrescos gaseosos pueden proporcionarnos alivio a corto plazo, pero no son una manera eficaz de combatir el estrés. “Consumir más de un litro de estas bebidas al día provoca depresión, y si son dietéticas y de sabores, las probabilidades aumentan”.

7. Alcohol. Como apuntábamos al principio, su abuso durante un tiempo prolongado desencadena depresión, ya que el alcohol interfiere directamente en receptores del sistema nervioso, provocando ansiedad, estados de humor cambiantes, nerviosismo e insomnio.

Lista de la compra con alimentos saludables
Lista de la compra con alimentos saludables | Envato

[[H3:Lo que sí deberías incluir en una dieta ‘happy’]]

Pescado azul. Los científicos han descubierto recientemente que las sociedades que no consumen suficiente omega-3 tienen tasas más altas de trastorno depresivo. Otros estudios demuestran que las personas que no comen pescado graso a menudo (anchoa, caballa, salmón, sardina, atún), una de las fuentes más ricas en estos ácidos, tienen más probabilidades de sufrir depresión.

Legumbres. Hay numerosos estudios que vinculan el consumo de determinadas vitaminas y la depresión. Aunque la duda sigue siendo si los niveles bajos de nutrientes conducen a la depresión o es la depresión lo que lleva a las personas a comer mal, parece concluyente que la vitamina B, que podemos encontrar en la dieta mediterránea a través de legumbres, nueces, frutas y verduras, es una aliada contra la ansiedad y los trastornos depresivos. Concretamente la B12, que está en todos los productos animales magros y bajos en grasa, como el pescado y los lácteos.

Pollo. Alimentos como el pavo o el pollo tienen un aminoácido llamado triptófano, que puede ayudarnos a producir serotonina. Debemos ingerir proteínas varias veces al día, especialmente cuando necesitemos despejar la mente y aumentar la energía. Las alubias, los guisantes, la carne de res magra, el queso bajo en grasa, el pescado, la leche, la soja y el yogur, también son fuentes proteínas saludables.

Cereales integrales. Los hidratos de carbono están relacionados con el estado de ánimo y la estimulación cerebral. Al parecer, los antojos de carbohidratos pueden estar relacionados con una baja actividad de la serotonina. Por eso es importante elegirlos sabiamente. Limita los alimentos azucarados y opta por carbohidratos inteligentes o complejos (como los cereales integrales) en lugar de simples (como pasteles y galletas). Las frutas, verduras y legumbres también contienen carbohidratos y fibra saludables.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Estos son los alimentos que deberías evitar a partir de las 16 horas

Publicidad