Novalife » Útil para ti

CONTROLA EL GASTO EN CALEFACCIÓN

Trucos para entrar rápidamente en calor en los días más fríos

Si no eres capaz de entrar en calor y no quieres dejarte un dineral en calefacción, atento a esta lista de trucos, que te ayudarán a quitarte del frío del cuerpo y a sentirte a gusto.

Publicidad

Cuando sentimos frío, el cuerpo comienza a moverse para entrar en calor en el menor tiempo posible. La sangre bombea más rápido gracias a los movimientos y el cuerpo comienza a calentarse.

Sin embargo, hay días en que nos sentimos incapaces de entrar en calor. En este artículo te explicábamos un truco casero curioso y efectivo para que tus pies entren en calor rápidamente. En esta ocasión, los trucos van dirigidos a eliminar el frío de todo el cuerpo. Los trucos que detallamos en el vídeo te ayudarán a entrar en calor sin necesidad de dejarte un dineral en calefacción.

¿Por qué sentimos frío?

Aunque tener frío es muy desagradable, es una sensación necesaria, ya que sirve como alarma para que el cuerpo se ponga en funcionamiento y mantenga su temperatura corporal. Los termorreceptores son como una especie de termómetro, encargados de dar el aviso al organismo para evitar una hipotermia o una hipertermia. Estas son las terminaciones nerviosas que realizan la señal de alerta ante cualquier cambio.

Cuando el clima disminuye por debajo de la temperatura del cuerpo, los receptores se activan y envían un mensaje desde los nervios al cerebro para avisar de los cambios. Sin embargo, este estímulo no lo experimentan todas las personas en el mismo momento, ya que cada una aguanta el frío de una manera diferente. Por ello, mientras un individuo se encuentra destemplado a 15 grados, otro puede estar perfectamente.

El encargado de recibir el estímulo en el cerebro es el hipotálamo. En ese momento, la persona experimenta la sensación de frío, una especie de alarma para que comience a buscar métodos para entrar en calor. Este proceso es similar al de la fiebre, ya que esta infección surge para que el individuo entienda que algo del organismo no funciona correctamente, por lo que se debería acudir al médico.

Cuando el hipotálamo recibe el estímulo de los termorreceptores, este se encarga de mantener la temperatura corporal ante los cambios externos. Para ello activa el sistema nervioso y provoca síntomas como tiritar, espasmos musculares o entumecimiento. De esta manera consigue que comencemos a movernos para entrar en calor.

El cerebro avisa al individuo del descenso de temperaturas, pero es él quien debe mantener el cuerpo estable para no quedarse helado.

En el vídeo encontrarás unos sencillos trucos para entrar en calor enseguida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Sabañones: consejos para prevenir su aparición durante la época del frío

Niños y catarros: ¿se pueden acatarrar por coger frío?

Publicidad