Novalife » Útil para ti

ECONOMÍA

Trucos para ahorrar en las facturas de casa

Ahorrar es más fácil de lo que piensas: te damos unos útiles consejos para aligerar las facturas de tu hogar.

Publicidad

Con unas básicas reformas acabarás gastando menos en agua, luz, aire acondicionado, calefacción… Verás cómo tu economía doméstica lo acaba notando.

Pintura que aísla: basta con darle un esmalte térmico a las paredes. Los hay que llevan microesferas cerámicas y aíslan del frío y del calor. Además, protegen también del ruido, de las humedades y del moho. Suele ser blanco pero puedes pintar encima. También se venden pinturas, en varios colores, con corcho proyectado, que sirve para impermeabilizar. Para ahorrar en luces, lo mejor son las pinturas blancas, es el color que mejor expande la luz.

Zócalo de madera en las paredes: aísla del frío y del calor, y así ayuda a mantener la temperatura de la casa. También, ayuda a reducir el nivel de ruido de tus vecinos.

Suelo laminado: tanto el frío como el calor se escapan por el suelo, con lo cual, interesa aislarlo. Si tu suelo está igualado, bastará con ponerle un laminado encima. Es relativamente fácil montarlo porque al llevar sistema clic, las lamas encajan entre sí, sin necesidad de usar cola.

Más luz: aparte de las pinturas blancas, si colocas un espejo junto a la ventana reflejará la luz que entre y la expandirá por la habitación. Además, te ayudará a tener más luz el regular bien las luces de la casa: al bajar su intensidad, reducirás tu factura de la luz. Basta con sustituir los interruptores por reguladores de potencia, que llevan un botón circular para poder graduar la luz de menos a más. Los detectores de presencia en pasillos y baños apagan las luces solas si no detectan movimiento.

Para las ventanas, elige estores tipo screen y cortinas de tejidos naturales. Los estores, elígelos de PVC y fibra de vidrio ya que permiten el paso de la luz pero no del calor. Y son de fácil limpieza: con un paño húmedo. Si te decantas por cortinas, mejor que sean de algodón, ya que al ser un tejido natural transpira y resultarán más frescas.

Plantas de interior | iStock

Guerra al calor del verano. Una solución sencilla que tal vez ni habrías valorado: pega en los cristales láminas de control solar. Son de vinilo y al ponerlas en la cara exterior del cristal, rechazan aproximadamente el 79% del sol. Con esto evitarás que suba más la temperatura interior de la vivienda. Además, estas láminas tienen un pequeño efecto espejo que evita que te vean desde fuera.

Refuerza las ventanas para hacerlas más estancas: bastará con poner un burlete en el perfil inferior, que también evitará que entre el polvo. Si quieres que sea fácil de aplicar, elígelo autoadhesivo.

Pon plantas. Con ellas, ganarás frescor. Además de decorar, ayudan a refrescar las habitaciones, sobre todo si las riegas a primera hora de la mañana o última hora de la tarde, ya que así retienen más la humedad. Otra ventaja de las plantas es que purifican el aire: son capaces de filtrar las sustancias nocivas de los barnices, plásticos, productos de limpieza, etc.

Publicidad