El pollo es una de las carnes blancas más consumidas en el mercado dado a que es la segunda carne que más proteínas tiene, tras el conejo. En el siguiente vídeo dejamos un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de la compra del pollo en los supermercados.

La carne de pollo cuenta con muchas propiedades que son beneficiosas tras su consumo. Parte de estos beneficios que nos da la carne del pollo es la gran fuente de proteínas limpia y sin apenas grasa. Estas proteínas nos ayudan en el desarrollo muscular, mejorando el desarrollo y el mantenimiento del peso corporal saludable.

Es buena para la salud cardiovascular debido a que la carne de pollo cuenta con hierro. El hierro ayuda a la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno. A esto se le debe sumar que la carne de pollo cuenta con vitamina B6 que activa las enzimas y promueve las reacciones metabólicas celulares. Esto significa que al consumir carne de pollo mantenemos los vasos sanguíneos sanos, con unos altos niveles de energía y, también, aceleramos el metabolismo, quemando más calorías.

Se puede ver que la carne de pollo tiene múltiples beneficios para la salud. Es por esto que es esencial que esta se incluya en la alimentación diaria. Al ser una carne muy ligera y fácil de ingerir es de las primeras carnes que se le pueden suministrar a los niños desde una temprana edad.

Ahora que ya conocemos parte de los beneficios del pollo debemos pararnos a pensar en las diferencias que hay entre un pollo industrial y un pollo de campo o corral. La diferencia más evidente, quitando el color de la carne, es el precio siendo el de campo mucho más caro.

Otras dos grandes diferencias entre los pollos industriales y los de corral son los días de vida de dichas aves. En el pollo industrial simplemente viven unos 45 días y, en cambio, el pollo de campo o corral vive una media de 90 días. A esto se le suma el modo de vida de los pollos. Los pollos de corral o campo viven en semi-libertad, pudiendo salir al campo a su antojo y con una media de dos animales por metro cuadrado. En cambio, el pollo industrial vive en un recinto cerrado con diez o quince animales por metro cuadrado.

Su forma de vida es vital finalmente para el sabor de la carne, por eso debes estar atento a las indicaciones que te mostramos en el vídeo, ya que la propia carne nos da pistas de cómo ha sido criado ese pollo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Así se preparan las mejores alitas de pollo de Madrid

Esta es la parte más rica del pollo (¡y la estás tirando!)