- Estafas cada vez más difíciles de detectar: Mucho ojo si vas a alquilar un piso

Si vives en un piso alquilado, seguramente te hayas preguntado en más de una ocasión qué reparaciones y averías debe pagar el casero. Esto está recogido en el artículo 21 de la Ley de Arrendamientos Urbanos. En el vídeo superior te enumeramos cuáles son los pagos que está obligado a hacer.

Casi un cuarto de la población española vive de alquiler, ya por comodidad como por seguridad, o por incapacidad para comprar una vivienda. Estas personas se ven, en muchas ocasiones, obligadas a reparar y pagar cosas que deberían haber corrido de los gastos del casero, por un mantenimiento normal de la casa. Y por vergüenza o ignorancia no han dado ningún toque a éste para que sea él quien ponga el dinero requerido de su bolsillo.

Es en estas circunstancias en las que muchos caseros se aprovechan de su posición para que sean los inquilinos quienes hagan ciertas reparaciones de la casa. Reparaciones de cosas que quizá deberían haber estado en buen estado una vez el arrendatario haya comenzado a pagar por el inmueble o simplemente revisiones que debe asumir el casero.

Asimismo, puede que ocurra que el arrendador tampoco esté al corriente de que hay ciertos gastos que está obligado a pagar para proporcionar al inquilino el servicio de la vivienda por la que está pagando. Es por ello que es imprescindible, tanto por una parte como por la otra, conocer cuáles son las reparaciones y averías que debe pagar cada uno, con el fin de evitar malos rollos y malentendidos.

Por otro lado, si vas a alquilar una casa y te niegas a reparar algo a lo que estás obligado, podrías tener problemas legales, por lo que es mejor que sepas con antemano qué gastos han de correr de tu mano, valga la redundancia.

Todo ello te lo contamos en el vídeo superior del artículo. De todas formas, nunca está de más que le eches un ojo a la Ley de Arrendamientos Urbano, donde encontrarás toda la información que necesites sobre el alquiler de una vivienda.

SEGURO QUE TE INTERESA:

El truco para eliminar el óxido de tus sartenes

Señales de que tienes que cambiar de colchón ya