Seguramente alguna vez te hayas fijado en que, dependiendo del género para el que está hecha una camisa, los botones se encuentran en lados opuestos. Esto ocurre también con algunas cremalleras. Pero, ¿por qué se hace esto?

Si eres una mujer y alguna vez has querido ponerte una camisa de hombre, o viceversa, te habrás liado a la hora de cerrarte los botones. Situación que resulta un fastidio ya que estamos acostumbrados a hacerlo siempre desde un lado y cambiar de técnica cuesta un montón.

Por lo general tendemos a pensar que éste cambio de lado de los botones sirve para diferenciar una camisa femenina de una masculina, pero no es así. En el vídeo superior te contamos el motivo.

Las camisas son, tanto para hombres como mujeres, un complemento perfecto para acudir a un evento importante, una reunión laboral e incluso para arreglarnos un día cualquiera. Permiten una gran variedad de opciones con las que conjuntar una camisa, como podría ser con falda, chaqueta o pantalón.

Es por ello por lo que, aunque las corbatas se han pasado algo de moda en los últimos años, nunca se va a dejar de ver a personas llevar camisas a acontecimientos importantes.

Sin embargo, aunque todas las camisas son muy parecidas, a excepción del color o el tipo de tela, existe una sutil deferencia que marca su uso. Esta está en el lado donde se encuentran los botones. Para las chicas, los botones estarán situados en su lado izquierdo, mientras que en las camisas de chicos los botones estarán en el lado opuesto. Esto tiene una curiosa y antigua explicación. En el vídeo te mostramos cuál es.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo medir los alimentos sin utilizar báscula

¿Por qué huelen nuestros genitales?