Una de las grandes dudas que podemos tener en el hogar, es a qué temperatura debemos configurar la nevera para asegurar una buena conservación de los alimentos que guardamos en ella. En el vídeo superior te damos la respuesta.

Pese a que las instrucciones del frigorífico nos recomiendan una temperatura idónea, si éste está muy lleno o prácticamente vacío debemos subir o bajar la temperatura del mismo para mantener la comida en el mejor estado posible. Pero, ¿cuál es?

La comida que introducimos en la nevera lo hacemos porque es muy delicada. Una temperatura inadecuada puede dañar los alimentos y obligarnos a tenerlos que tirar. Por ello, cuando nos vamos de viaje procuramos dejar siempre la nevera vacía. No solo porque se pueda caducar, sino principalmente por miedo a que un corto circuito desactive la nevera y toda la comida que hay en ella se estropee excesivamente y se termine pudriendo. En ese caso, la sorpresa que nos llevaríamos al abrir la nevera sería la de un olor putrefacto.

Por otro lado, es imprescindible ordenar correctamente los productos, para asegurar una correcta circulación del frío en la nevera. No hacer esto podría generar que ciertos alimentos pierdan el frío y se estropeen con más rapidez.

En cierto modo, lo más importante es cerrar bien la puerta para que no se pierda el frío. Pero la temperatura a la que el frigorífico se encuentre va a ser el determinante de que tu comida se mantenga en buen estado o no. En el vídeo situado en la parte superior del artículo te contamos más detalles.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Es malo meter la comida caliente en la nevera?

Usos alternativos del congelador que no se te habrían ocurrido nunca