¿Qué es exactamente el sarro?

El sarro se forma cuando la placa bacteriana se endurece y comienza a acumular depósitos minerales sobre ella. Suele aparecer sobre los propios dientes, en el borde de las encías o debajo de ellas llegando a producir irritación e incluso sangrado a la hora de cepillar los dientes.

Detectar el sarro es fácil, ya que, como hemos comentado con anterioridad, es visible ya que notarás una especie de película o mancha blanca en tus dientes.

¿Por qué aparece el sarro?

Aunque puede aparecer por diferentes factores el más común es una falta de higiene dental, es decir, que no existe el cepillado de dientes o la frecuencia con la que se realiza no es suficiente para prevenir la formación de placa y posteriormente el sarro.

Otros motivos pueden ser la alimentación o incluso el ph de la saliva.

¿Cómo podemos prevenirlo?

La mejor manera de limpiar el sarro es acudir al odontólogo una vez al año para que realice una adecuada limpieza de boca, sin embargo, además puedes prevenir su aparición con la ayuda de un cepillo eléctrico o en su defecto siguiendo los consejos que te contamos en este pequeño tutorial que encabeza la noticia.

Con seguir estos consejos un par de veces al mes conseguirás una buena salud bucodental de prevención. Aunque volvemos a recordar que lo mejor es acudir a un profesional al menos una vez al año.

Seguro que te interesa:

Cómo calcular tus días fértiles según tu regla

El truco definitivo para limpiar las sartenes

El mejor método para tender la ropa sin dejar marcas