Muchas personas, en un intento de adelgazar, prescinden de la pasta en sus dietas debido a que es un alimento alto en hidratos de carbono. Pero, ¿sabes que no hace falta que dejes de comerla? En el vídeo superior te contamos por qué.

La pasta es un alimento que permite multitud de opciones, tales como pasta a la carbonara, a la boloñesa, con atún y tomate, etc. Además, la misma pasta puede ser de multitud de tipos, como raviolis, espaguetis o macarrones, entre otros.

La pasta está hecha especialmente de harina y huevo, aunque se le pueden añadir otra gran cantidad de ingredientes, como verduras u hortalizas, leche, sal o vitaminas. La harina, asimismo, puede ser de varios tipos. La tradicional y más usada es la harina de trigo candeal, aunque también se puede usar para hacer pasta harina de alforfón o de arroz, más comunes en los países de Oriente.

Sin embargo, la pasta, por la cantidad de calorías que aporta y su alto contenido en hidratos de carbono, se suele asociar a un alimento que engorda. Y, aunque es una comida muy común y fácil de hacer, muchas personas han dejado de tomarla para adelgazar.

Aunque, por raro que pueda parecer, es posible comer pasta y, aun así, bajar de peso. Ya que comer todo tipo de alimentos es fundamental para mantener una dieta equilibrada.

El truco que mostramos en el vídeo reduce 400 calorías de un plato de pasta, haciendo que se vuelva un alimento bastante equilibrado y sano que no te hará engordar.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Comer pasta o arroz por la noche es malo?

Por qué no debes tirar el agua de la pasta por el desagüe