Eso sí, hablad del tema antes de...

Eso sí, hablad del tema antes de...

Qué es un orgasmo de próstata y cómo se lo provoco a mi chico

Antes de ponerse manos a la obra, tu pareja tiene que ser partidario de hacer las cosas por atrás.

Sexo
Sexo | iStock

Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid | 08/11/2018

Hacer las cosas por atrás sigue siendo el gran tabú de muchos hombres. Pero después de hablar con tu pareja sobre las ventajas del sexo anal, quizás estéis listos para incorporar un nuevo juego a vuestra rutina amorosa: la búsqueda del orgasmo de próstata.

Rebobinemos, ¿qué es un orgasmo de próstata? La próstata es una glándula del tamaño de una nuez que se encuentra en las profundidades de la ingle, entre la base del pene y su recto. Se dice que es el punto G de los hombres, pues para muchos es, potencialmente, un centro de placer total.

Biológicamente, la próstata produce semen, pero sexual y eróticamente, también puede funcionar para aumentar el placer. Lo que hace la estimulación de la próstata es presionar la uretra de tal manera que se pueda ‘controlar’ la eyaculación y estirar esa sensación de ‘casi orgasmo’ un poquito más.

Si tu compañero se siente cómodo con el contacto anal y puede relajarse y disfrutar de la estimulación, la forma de llegar a la próstata es meter el dedo o un juguete pequeño en el trasero. La sensación de plenitud y de presión aumentará la intensidad de su orgasmo.

Si por el contrario tu chico no termina de relajarse con el tema pero quiere intentarlo, puedes ayudarle a explorar este nuevo territorio a partir de estos sencillos consejos:

1. Si los dos estáis entusiasmados con la búsqueda de la próstata perdida, es importante empezar por la relajación. El ano tiene dos esfínteres y pueden contraerse y cerrarse debido a la tensión. La única forma de que nos invite a entrar es relajar profundamente todo el cuerpo. Puedes comenzar con un masaje sensual, cuyo objetivo sea, además de excitar a tu pareja, ayudarle a sentirse totalmente cómodo.

Sexo | iStock

2. Podéis probar un juego anal previo una vez que tu chico esté relajado. Si nunca ha hecho nada por detrás, acércate al ano con cuidado. Tómate tu tiempo. Juega primero con las nalgas y los muslos internos y luego muévete para hacer lo propio con la abertura externa del ano. Poco a poco.

3. Usar lubricante es fundamental. El ano no se humedece solo, así que asegúrate de que haya mucho lubricante desde el principio para que la experiencia sea satisfactoria. Hay productos especialmente diseñados para el juego anal que emplean fórmulas un poco más gruesas y que duran más.

4. La mejor manera de estimular la próstata es con un dedo o con un juguete específico (que suele ser más fino). Si no estás convencida de usar tus dedos, al menos al principio, un instrumento sexual diseñado para principiantes será siempre una buena alternativa. Los hay que hasta simulan el dedo con un borde redondeado.

5. Superado esta primera toma de contacto y para provocar un orgasmo de próstata, tendrás que ir súper despacio, especialmente si es la primera vez que estáis probando la técnica. Una vez que estás dentro, busca la glándula de la próstata en el recto en dirección a su pene. Sabrás que has llegado cuando sientas una especie de pelota blanda y suave.

Cuando la hayas encontrado, aplica una presión ligera o intenta acariciarla suavemente, mientras sigues hablando con tu chico para saber cómo se siente. Deja que él te diga si debes acariciar o presionar, ir más lento o más rápido, empujar más o menos fuerte. Lo hagas como lo hagas, prepárate para experimentar un nuevo tipo de orgasmo… y para hacérselo más veces.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.