Repítelas como un mantra

Repítelas como un mantra

Cosas que deberías dejar de hacer cuando tienes la regla

Hubo una época, y seguramente muchas recordamos a alguna abuela repitiéndolas, en que las mujeres no solo no se duchaban cuando tenían la regla –no hablemos de ir a la playa o la piscina–, sino que no comían helados, no hacían mayonesa, ni siquiera se hacían la permanente (que en los 80, desgraciadamente, estaba a la orden del día) por temor a que les subiese el rizo.

Seguro que te interesa

Por fortuna, muchos de esos tópicos que no hacían sino estigmatizar a la mujer por algo tan natural como menstruar, inhabilitarla y limitarla socialmente (condenándola a permanecer en el lugar al que parecía irremediablemente destinada: el hogar), nos suenan a broma en pleno siglo XXI, pese a que seguimos manteniendo otras actitudes relacionadas con la regla que también convendría, cuanto menos, revisar. Como todas estas.

Guardar los tampones como si fuesen una bomba nuclear

Qué interiorizado tenemos que tener la regla es algo que debemos sufrir en silencio porque es desagradable para el resto de la humanidad. Tanto, que ni siquiera deben enterarse. Por tanto, te las ingenias para guardar la compresa o el tampón durante el camino de tu mesa de oficina al baño como si tuvieses entre las manos el Santo Grial. ¿Les va a molestar ver un colorido envoltorio de tampón al resto de mujeres de tu oficina? No, están más que habituadas y saben perfectamente a qué huelen las nubes. Lo haces, inconscientemente, para no incomodar a los hombres. Igual es hora de dejar de hacerlo.

No tener sexo

Muchas mujeres vetan el sexo desde el primer día de la menstruación hasta el último, sin ser conscientes de que hay mil maneras de tener sexo con la regla y que, además, probablemente son unos días en los que su cuerpo está especialmente sensible y receptivo a cualquier estímulo sexual. Con un tampón puesto, se puede practicar sin problemas sexo oral, podemos dejar que nos masturbe nuestra pareja y, en el último momento antes de la penetración (si es que nos apetece que haya coito, que no tiene por qué ser condición sine qua non de una sesión de sexo), retirar el tampón y proceder a disfrutar del momento.

Deportista | iStock

Dejar de hacer deporte

Pese a lo tentador que puede resultar en algún momento hiperemocional quedarnos en casa con la única compañía de un bote de helado, es conveniente que no abandonemos el ejercicio físico. Nos ayudará a liberar endorfinas, dejar atrás las molestias (o al menos no concentrarnos en ellas) y sentirnos mejor durante esos días. Además, como solemos sentirnos más hinchadas, el ejercicio nos ayudará a eliminar líquidos y encontrarnos más ligeras.

Beber alcohol como si no hubiese un mañana

Nadie dice que tengas que quedarte en casa con una infusión entre las manos, y lo cierto es que diversos estudios científicos aseguran que no hay ninguna relación entre la menstruación y los efectos del alcohol, pero también es cierto que muchas mujeres se sienten especialmente cansadas y débiles cuando menstrúan. Son muchas, además, las que consumen algún tipo de analgésico, o comen menos durante esos días, de manera que los efectos del alcohol pueden verse agravados. ¿Qué te apetece una copa de vino? Adelante, pero no tomes cinco.

Utilizar la misma protección durante todo el periodo

Busca el tipo de protección adecuada a cada momento. Durante los primeros días, tal vez necesites un tampón más absorbente que en los últimos, lo mismo que ocurre con las compresas, que pueden ser más o menos absorbente en función de la abundancia del sangrado.

Asustarte si el sangrado cambia de color

Es normal que el sangrado menstrual varíe de color en función del día, de manera que puede ser de un rojo más intenso o de un tono marrón durante los primeros y los últimos días. A no ser que veas una tonalidad muy irregular, relájate.

No tomes aspirinas

Utiliza cualquier otro analgésico, ya que las aspirinas tienen efectos anticoagulantes y aumentan el sangrado. Puedes llevarte algún que otro susto.

No pases de los anticonceptivos

Que tengas la regla no significa que no puedas quedarte embarazada, así que si no eres de las que toman anticonceptivos orales utiliza siempre protección si tienes sexo. Que luego vienen los sustos.

Laura Conde (@LauraConde5) | Madrid | 03/10/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.