Novalife » Sexualidad

RELACIONES

Cómo sobrevivir a la 'sequía' pandémica, seas soltera o no

Las sequías sexuales están a la orden del día, no hace falta que haya una pandemia de por medio.

Mujer

iStock Mujer

Publicidad

A veces simplemente estás demasiado ocupada o estresada, o quizás pensabas que la cosa mejoraría cuando os fueseis a vivir juntos, pero ha sucedido lo contrario, y encima llegó el Covid. Por no hablar de cuando tienes relación distancia, con sus correspondientes temporadas separados.

Conviene aclarar que un período de sequía no significa que no hayas practicado sexo en una cantidad X de semanas. Dado que cada uno explora la sexualidad de manera diferente, la definición de lo que se considera una sequía sexual también varía. Un período de sequía es una construcción social, un término que podemos usar para describir tener menos sexo de lo que 'deberíamos' tener. Algo que el coronavirus, con sus precauciones y sus restricciones, está favoreciendo.

“Son tiempos extraños y la sexualidad no está separada de la vida y sus variables”, explica la psicóloga experta en sexología y terapia de pareja, Silvia Sanz. “Las parejas que han convivido en esta etapa de adversidad probablemente han comprobado cómo su libido se ha visto afectada”.

Un período de sequía es ese momento en el que te alejas de tu rutina sin darte cuenta y piensas, ¿qué me pasa? “Existen muchos aspectos que influyen en esta circunstancia: la incertidumbre, las preocupaciones, el estrés, la ansiedad, el trabajo o la pérdida del mismo, el poco tiempo disponible de intimidad al estar con niños u otros miembros de la familia en casa... y muchos de ellas no los podemos controlar, pero sí que podemos cuidarlos para no perder nuestra vida sexual dentro de la relación”.

No pasa nada por dejar de tener relaciones durante un tiempo (se llama ‘sequía’ pero nada se te va a ‘secar’ realmente, no pienses bobadas), pero si te sientes aislada, tu conexión emocional con tu pareja está menguando o simplemente extrañas hacerlo en general, hay maneras de salir de ese período de agostamiento. Así es como puedes recuperar el tiempo perdido, incluso en la era del Covid.

Mujer viendo la tele | iStock

Si tienes una relación

“No estamos sufriendo una ‘pandemia sexual’. Por lo tanto, no debemos descuidar la conquista e intentar seguir sorprendiendo a la pareja en el terreno sexual”, sugiere Sanz. “Durante el tiempo que estemos confinados debemos alimentar la relación, tener una actitud adecuada para vivir el acto sexual como un momento único y diferente. Cuidando las fantasías, las caricias, posturas y masajes para que no se vuelva aburrido o automático. No podemos esperar a que la pasión nos encuentre y la relación se renueve por arte de magia. Hay que descubrirse poco a poco todo el tiempo. No basta con estar tumbados para generar el impulso sexual”.

Aquí tienes unas claves para lograrlo en pareja:

1. Sé honesta con su pareja. Habla sobre el momento en el que estáis, sobre tus complejos y sobre cómo te sientes acerca de tu sexualidad. No solo sacarás el problema a la luz, sino que la conversación, incluso si es incómoda al principio, ayudará a hacer crecer vuestra conexión emocional. Y eso puede ser justo lo que necesitáis para volver a encender el fuego.

2. Vuelve al origen. En mitad de una etapa de sequía, un primer instinto puede ser volverse loca y comenzar a experimentar con BDSM o juegos anales. Pero esto no le funciona a todo el mundo. No hay nada de malo en retomar una práctica que conozcas y que te encante. Ya sacarás los juguetes otro día.

3. Organiza una cita divertida. Las experiencias nuevas aumentan los niveles de hormonas del cerebro que nos hacen sentirnos bien y que están vinculadas con la excitación sexual, los sentimientos de enamoramiento y embriaguez. Romper con tu rutina con una cita creativa (el qué y el dónde lo decides tú) puede traer de vuelta ese tiempo de calidad necesario para que los sentimientos lujuriosos fluyan nuevamente.

4. Explora otras formas de intimidad. Un período de sequía no necesita necesariamente romperse con el coito a palo seco. Hay otras cosas que también cuentan. Considera quitar de la ecuación el polvo de cualquier manera, incluso el rapidito antes de dormir, cuando ambos estáis cansados. Dedícale tiempo. Agrega un masaje íntimo a la mezcla o prueba con la masturbación mutua. Se trata de minimizar cualquier presión que podáis estar ejerciendo para 'tener más sexo' y dejarse llevar, independientemente del resultado.

5. Cambia de ubicación. Durante un período de sequía, la cama puede resultar intimidante. Intenta tener sexo fuera del dormitorio, o incluso fuera de tu casa, a ver qué pasa. Algunas veces necesitamos cambio de escenario para ser más productivos, ¿no? Lo mismo ocurre con tu vida amorosa.

El sexo en tiempos de coronavirus no es fácil, pero no todo son malas noticias. La psicóloga, autora del libro ‘Sexamor’ (Ed. Aguilar), confía en que “conforme vayamos avanzando hacia la ‘nueva normalidad’, las parejas que ya convivían juntas pueden verse beneficiadas por la entrada de nuevos estímulos positivos que alteren la rutina mantenida hasta ahora. Esto puede suponer un nuevo incentivo en la relación que les predisponga a disfrutar del sexo”.

Si eres soltera

“El confinamiento nos ha cambiado muchas costumbres, entre ellas nuestro modo de ligar. Durante este tiempo, las redes sociales y las citas virtuales han sustituido nuestro contacto habitual y se han convertido en una alternativa para relacionarnos y conocer a personas que nos puedan interesar”, señala Sanz.

También hay pautas a seguir si no tienes pareja:

1. Sé honesta contigo misma. Es difícil tener una vida sexual activa cuando no tienes a nadie a quién poner ‘on fire’. Y ya sabemos lo que cuesta encontrar compañía en tiempos de pandemia. Pero si realmente quieres romper tu período de sequía, primero pregúntate a ti misma si realmente estás haciendo lo suficiente para salir de ella.

¿Te has salido del tren de las citas a propósito o por accidente? ¿Te has esforzado en conocer gente nueva o te quedas en modo sofá-peli-manta los fines de semana? Hacerte estas preguntas te ayudará a identificar los próximos movimientos.

2. Mastúrbate. Sí, tomar las riendas por tu cuenta cuenta como salir de un período de sequía. No subestimes el poder de la masturbación, te ayudará a volver a familiarizarte con tu cuerpo y te recordará que no tienes que esperar a que otra persona te dé placer. Dedica un tiempo a pensar en lo que te excita, prueba algún juguete nuevo, lee literatura erótica, cómprate lencería picante. Aprovecha el tiempo para conocer mejor tu cuerpo y tus orgasmos mientras reduces el estrés y la ansiedad.

3. Busca el ‘match’. La sexóloga recomienda las aplicaciones para ligar y las redes sociales, sobre todo si tuviéramos un nuevo confinamiento. “Las personas que no tienen pareja pueden potenciar estas otras maneras de relacionarse para no caer en el aburrimiento, la soledad y la ansiedad. Las apps para ligar, las redes sociales, los mensajes… son un modo de conectar con otras personas y lograr que nos sintamos más desinhibidos/as al hablar, que podamos compartir fotos e incluso tener sexo virtual, cibersexo o sexting”.

Además, Sanz destaca que la pantalla del móvil o del ordenador nos protegen, y no solo del virus. “Para las personas más tímidas, es un modo de distancia emocional que puede resultar beneficioso en algunos aspectos: pueden pensar más a la hora de responder o iniciar una conversación, desconectar cuando lo deseen o no mostrar su cara hasta que no aumentan su confianza con la otra persona. Las videocitas han sido un descubrimiento en esta nueva etapa, gracias a ellas se conoce al otro por lo que es, más que por lo que aparentan ser”.

4. Cuida tu salud mental. Más allá del estrés, tu sequía sexual podría deberse a algo psicológico e internalizado. La incertidumbre y el miedo que provoca este estado de pandemia nos está trastocando a todos la cabeza, y es un buen momento para cuidar nuestra salud mental, incluso de buscar apoyo profesional y terapéutico para resolver esos problemas que nunca nos atrevemos a abordar y aprender a abrazar tu ‘yo sexy’.

5. Recuerda que esto también pasará. Te lo prometemos. La pandemia pasará. Volverás a tener sexo. Es fundamental dejar de castigarse por pasar por un período de sequía. Hacer eso alimenta una imagen negativa de uno mismo. Todo el mundo pasa por momentos de calma, algunos más largos que otros, y está bien. Siempre y cuando esté tomando medidas proactivas para mantener una vida sexual saludable, como masturbarte de vez en cuando o hablar con tu médico si tu libido ha disminuido significativamente, no importa si el sexo no desempeña ahora un papel protagonista en tu vida. Que no te dé vergüenza tener menos deseo sexual. No hay nada malo en ello.

Publicidad