Novalife » Salud

PÉRDIDA

Cómo gestionar el duelo en Navidades

Muchas familias han perdido a uno o varios miembros a lo largo de este difícil año. Abordamos con un psicólogo cómo gestionar el duelo durante las fiestas navideñas.

Dolor

iStock Dolor

Publicidad

En Navidades no es difícil sentirse solo, de hecho son muchas las personas que se deprimen en esta época del año. Que además, este año, el año de la pandemia de la Covid-19, no son fechas especialmente fáciles, sobre todo si has perdido a uno o varios miembros de tu familia por el coronavirus.

Por eso, queremos abordar este doloroso tema: cómo gestionar el duelo en estas fechas del año. Hablamos a este respecto con Irene Giménez, especialista en Psicología en el Institut Dra. Natalia Ribé, miembro de Top Doctors.

“Ante cualquier duelo, y concretamente ante la pérdida de un ser querido, debemos enfrentarnos al dolor que dicha pérdida produce. El enfrentamiento "sano" es un proceso totalmente natural, y por tanto es adaptativo, y nos permite reparar la herida emocional y poder avanzar con nuestras vidas”, explica. Y añade: “El duelo al que nos hemos enfrentando en este duro año de pandemia, dificulta poder llevar a cabo de un modo adaptativo el proceso de pérdida: por un lado, no hemos podido despedirnos de nuestros seres queridos, ni abrazar como hubiéramos querido a nuestros círculo social de apoyo en estos difíciles momentos; del otro, el duelo ha llegado en ocasiones de forma súbita, sin posibilidad de preparación previa (como ocurre con algunas catástrofes, accidentes, etc.)”.

En Navidades, más doloroso

Ahora nos enfrentamos a la dura prueba de las navidades, las primeras tras la pérdida, y por tanto, fechas de reuniones familiares, brindis y abrazos con nuestros seres queridos, en las que va a tener sin lugar a dudas, la verdadera confrontación con la pérdida en muchos casos. ¿Qué se puede hacer? “Es importante tener en cuenta, que el mejor modo de no convertir un duelo en patológico, es no reprimir nuestras emociones, y para ello es importante poder hablar con nuestros seres queridos y recordar juntos esa pérdida, y las cosas maravillosas que vivimos con esa persona. A veces, utilizar algo simbólico que nos recuerde al ser fallecido y que nos permita representarlo de algún modo también puede resultar curativo (un brindis en su honor, rescatar una receta suya o simplemente recordar los bonitos momentos vividos)”.

Duelo | iStock

“Además, como no podremos reunirnos con todos nuestros seres queridos como quisiéramos dadas las restricciones, las tecnologías pueden también ayudarnos: hacer una conexión familiar previa a la comida y recordar a nuestro ser querido, cantándole algo, dedicándole unas palabras leídas,… al final… TODO VALE”.

La psicóloga explica que hay tantos duelos como personas, de manera que los recursos por los que se opte también serán diversos y respetables. “Habrá quien prefiera celebrar unas navidades totalmente atípicas o distintas a las celebradas con anterioridad con el fin de huir del vacío literal (ya que la ausencia quedará reflejada en la mesa) y emocional que produce la pérdida. Otros preferirán alejarse por completo de cualquier tipo de posible celebración, lo que se traduce en aislamiento con el fin de evitar cualquier estímulo relacionado con las fiestas y que nos traiga el doloroso recuerdo de la ausencia”.

Finalmente, Giménez dice: “Y habrá como os decía, quienes optarán por hacer frente al vacío y mantener el espíritu navideño, opción que viene muchas veces impulsada por la presencia de niños pequeños en casa, con el fin preservar su ilusión. En cualquier caso, será doloroso, y no será fácil, por eso es también importante no perder de vista la necesidad de pedir ayuda profesional si así lo creemos necesario”.

Publicidad