Pocos ingredientes y uno de ellos es el chocolate, así que… ¡irresistible! Así es esta tartaleta de chocolate con leche apta para personas celíacas, sensibles al gluten e intolerantes a la lactosa. Sólo tienes que ver este vídeo y paso a paso te enseñamos cómo hacerla.

Para hacer la tartaleta, lo primero que necesitamos es masa brisa o masa quebrada que es la masa dura empleada para hacer la base. Cuando se hornea, obtiene una textura quebradiza y de ahí, su nombre. Esta es la masa que vamos a utilizar pero sin gluten y sin lactosa. En cualquier supermercado puedes encontrarla con facilidad. ¿Dónde? En las cámaras frigoríficas donde están las masas de pizza, hojaldre…

Para el relleno, ¡es fácil! Necesitamos chocolate con leche sin gluten y sin lactosa. Si prefieres chocolate negro también va perfecto. Este tipo, si es puro en más del 75%, normalmente no lleva lactosa. Cuanto mayor sea el porcentaje, menor es la probabilidad de que lleve el azúcar de la leche.

También necesitamos nata para montar sin lactosa. La nata para montar es un producto genérico y por lo tanto por su naturaleza no tiene gluten, a no ser que el fabricante indique lo contrario.

Por último, mantequilla. Si la mantequilla tiene más de un 80% de materia grasa no lleva gluten y por tanto es genérica. Y en cuanto a la lactosa, señalar que este ingrediente puede ser tolerado por personas que tengan una intolerancia leve o moderada al azúcar de la leche ya que contiene menos de un gramo de lactosa por cada 100. En este caso, necesitamos para la receta 50 gramos por lo que la cantidad de lactosa que tiene si utilizamos la normal es prácticamente insignificante.