1- Helado de flores. ¿Por qué no elaborar un helado de fresa o de frutos del bosque y darle forma de una flor? Luego nos dará pena comérnoslo, pero es una monada.

2- Helado con forma de cara. Hay quien disfruta creando caras y formas con la comida, aunque nunca lo habíamos visto con el helado. ¿Qué os parece este señor bigotudo?

3- Helado de Guinness. Este es el helado más grande del mundo, que aparece en el libro Guinness de los Records.

4- ¿Helado o banana? De Japón tenía que llegar esta maravilla heladera que emula incluso la cáscara del plátano.

5- Helado con borde azul. Uno no sabe si es un jarroncito o un helado.

6- Trampantojo heladero. Parece un puré de patatas con guisantes y salchicha, pero no lo es. Es un señor helado que, como buen trampantojo, no es lo que parece.

7- Helado de brócoli. Pero estamos ante un helado de brócoli que parece un brócoli. ¿Es esto un aliciente o tal vez nos disuade?

8-Helado terráqueo. ¿A qué parece una bola del mundo?

9-Helado para feligreses. Amén.

10-Helado de marihuana. Con su hojita a modo decorativo y todo. Hay diversas marcas que lo comercializan. ¿Te atreves?