Hay decenas de recetas de polos, pero nosotros hemos elegido la que viene a continuación, nuestra favorita, que se elabora con yogur natural y frutas, a poder ser de temporada. Pero lo cierto es que las combinaciones son casi ilimitadas: podemos utilizar leche o agua e incorporar al polo prácticamente cuantos ingredientes se nos ocurran. En este caso, nuestros polos de frutas tendrán un aporte calórico moderado y estarán deliciosos.

Ingredientes

- 350 g de fruta pelada y troceada. Recomendamos que sean frutas de temporada: melón, sandía o melocotón mejor que fresas o cerezas. Aunque si tenemos antojo de estas últimas adquirámoslas en un lugar donde esté garantizada la calidad. De lo contrario, el resultado puede ser lamentable. 

- 1 cucharada de vinagre de módena o de limón.

- 3 yogures naturales.

- 1 cucharada de sacarina líquida

Preparación

Triturar la fruta con el vinagre de módena o el chorro de limón. Añadir los yogures, la sacarina (que también podría ser stevia o agave) y mezclar bien. Llenar los moldes, cerrarlos herméticamente, y congelar hasta el día siguiente. Ya tendremos listo nuestro polo para comer en cualquier momento.