Es otra forma de alimentar a tu bebé

Es otra forma de alimentar a tu bebé

¿En qué consiste el baby led-weaning?

Desde hace un tiempo, cada vez más familias vienen ya a la revisión de los 6 meses con los “deberes” ya hechos. Han oído que hay una forma de alimentar a los bebés sin papillas, con trocitos, una técnica que se llama baby led-weaning en inglés o alimentación autorregulada por el bebé en español. ¿Es segura? ¿Es una moda? ¿Tiene ventajas? Vamos a intentar desgranarlo en este artículo.

Bebé comiendo
Bebé comiendo | iStock
Pediatra 2punto0 (@Pediatra2punto0) | Madrid
| 27/12/2018

Exactamente, ¿qué es el baby led-weaning?

Es una forma de alimentar al bebé sin triturarle la comida. Tú eliges la calidad de lo que le das de comer a tu bebé y él elige la cantidad. ¿No toman nada, nada de triturado? ¡Mujer, no hay que ser extremista! Los mayores en ocasiones tomamos cremas de verduras y no pasa nada. Pero con esta forma de alimentar a los bebés, en su mayoría será en trozos.

Comerá menos cantidad que un bebé que toma en puré, casi seguro, pero no pasa nada. Le completaremos las tomas con leche, materna o de fórmula, según lo que estuviese tomando previamente.

¿Qué alimentos podemos usar para practicar el baby led-weaning?

Pues los mismos que le darías triturados, pero evitando con los duros y crujientes. Nada de frutos secos, manzana, zanahoria cruda y otros alimentos con riesgo de atragantamiento. Tampoco pruebes con alimentos de formas redondeadas, como trocitos de salchicha o uva entera.

Lo ideal será alimentos blanditos cocidos en forma de palitos que pueda coger fácilmente. Ya que los bebés hasta el año no hacen la pinza bien y cogen las cosas de manera muy grosera.

Las verduras se las puedes cocer y hacerlas palitos. De fruta el plátano y otras frutas maduras son ideales para empezar. La carne y el pescado en trocitos alargados o cuando haga mejor la pinza que los vaya cogiendo. El huevo lo puedes partir. De cereales le puedes dar pan, macarrones cocidos que los coja o montañitas de arroz bastante cocido como se hace con el sushi. Sólo tienes que informarte y ser creativa.

Entonces, ¿no le puedo dar crema de verduras? ¡Pues claro que sí! No hay que ser extremista. Los adultos también tomamos cremas de vez en cuando.

¿Es seguro practicar baby led-weaning?

Esta forma de alimentar a los bebés no ha demostrado en estudios que tenga más riesgo de atragantamiento siguiendo unas normas básicas de seguridad:

1. No le des alimentos duros o con riesgo de atragantamiento.

Bebé comiendo | iStock

2. No le quites el ojo de encima. Si practicas este tipo de alimentación, no lo dejes solo comiendo.

3. Debes saber maniobras básicas de primeros auxilios y cómo actuar en caso de atragantamiento.

¿Y no tendrá carencias nutricionales?

En principio, si se hace correctamente, no. Debes asegurarle cada día una comida con algún alimento rico en hierro, como carne, pescado, legumbres o huevo. Piensa que echándole un puñadito de legumbres en cada comida aseguras una fuente de hierro magnífica.

¿Se puede hace baby led-weaning con cualquier niño?

Con cualquiera no. Debe cumplir una serie de requisitos. Los primeros y fundamentales que los padres estén informados del tema, no tengan miedo y sepan cómo actuar en caso de atragantamiento. También es importante que haya una buena organización familiar a la hora de comer, que permita comenzar con este tipo de alimentación. Si tu bebé va a ir a la guardería y no están familiarizados con el baby led-weaning, no les puedes pedir que lo hagan por ti.

¿Y cómo sabemos si el niño está preparado? Es fundamental que el bebé esté también preparado desde el punto de vista del desarrollo. Debe ser capaz de sentarse de manera estable y manipular bien. Hay un reflejo, que se conoce como reflejo de extrusión, que debe haber desaparecido. Este reflejo es el que hace a los bebés echar la comida fuera de la boca. Es normal en los más pequeñitos y suele desaparecer entre los 4-6 meses. Si no cumple con todos estos criterios, tu bebé no estará preparado.

¿Tiene ventajas esta forma de alimentar a los bebés?

1. No vas a tener el problema de que con 3 años tu hijo siga tomando todo en purés y no mastique. El niño toma sólidos desde el principio.

2. Los niños alimentados de esta manera responden mejor a su sensación de saciedad que a que haya comida. El niño se autorregula.

3. No parece que haya ninguna relación con el exceso de peso. Es más importante el tipo de alimentación que se coma en casa.

4. Si alimentas a tu hijo con leche materna, las tasas con este tipo de alimentación son mayores, ya que se continúa con lactancia a demanda.

¿Te animas?

Los mas vistos

Hogarmania

Decorar un recibidor en blanco y verde oliva muy luminoso

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.