¡Fuera complejos!

¡Fuera complejos!

Por estas razones en el colegio de tu hijo saben que eres una madre desastre

Nunca coses los disfraces. Los compras, baratos, en el chino. Nunca marcas nada en la agenda de la guardería. El baby va lavado.. a veces. Eso sí, nunca planchado. Hablamos de señales que indican inequívocamente, que eres una madre desastre.

Seguro que te interesa

Las odias en silencio. Haces como que no, pero en el fondo de tu ser eres consciente de ese odio animal que sientes cada vez que te cruzas con una de esas madres perfectas: esas que le llevan la fruta pelada para la merienda al niño. Las que lo llevan siempre vestido como si fuera a una boda en domingo (muerte a los pantalones cortos con calcetines en invierno). Las que hacen unos bizcochos exquisitos (no como tú, que los compras en el súper de la esquina) cuando hay una celebración infantil. Las que en el parque te prestan los juguetes o incluso, los kleenex cuando tu niño ya se está comiendo los mocos porque tú nunca bajas nada a ningún sitio, bastante tienes con ir duchada. No, tú no eres como ellas. Y lo sabes. Pero también lo saben en el colegio o la guardería de tu niño/a. Porque vas dejando pistas…

- “Tu niño/a lleva la camiseta blanca del uniforme como si fuera un trapo: no porque nunca la planches (reconócelo, llega el domingo, hay que planchar pero es que te da mucha pereza y estás ya muy cansada). No, no es porque esté arrugada como un higo paso es porque además, ya no es blanca sino que de una paleta policromática indefinida, conseguida con muchos lavados junto con ropa de color (y lo que haya en el cesto de la ropa sucia)”, explica Priscila.

- Te han dado un papelito de la próxima excursión y había que haberlo entregado a la profesora, y pagado el viaje, hace un mes. Y tú ni te has enterado, ni sabes de lo que te hablan ni has visto nunca el papelito.

Madre divirtiéndose con su hija | iStock

- “Han creado un grupo de Whatsapp (horror) para organizaros para comprar un regalo a la profesora. No solo eres la única que no aporta ideas sino que además, ¡te saliste del grupo en la primera noche!”, dice Eva.

- “Manualidades en el colegio: da igual que sea Navidad, o la fiesta del otoño o la del invierno, ¿a quién se le ha ocurrido esa idea de poner deberes a los padres para que hagan, junto a los retoños, un muñeco de nieve? ¿o que pinten a la oveja mascota de la clase? A la semana siguiente ves colgadas todas las obras de arte del resto de papás y ahí está la tuya: esa que hiciste en cinco minutos, tirando de rotus que no tienen edad y poniendo unos pegotes de algodón a modo de nieve. Un desastre”, comenta Laura.

- Llega Carnaval, ay, debes llevar al niño disfrazado pero lo tienes que hacer tú, o mejor, lo tienes que hacer con el niño (el padre está a otras cosas): “Le mandas al colegio con uno que has comprado en el chino de la esquina en el último minuto. O de regalo de cumple para sus compañeros, mientras el resto de padres confecciona maravillosos detalles, tú llevas piruletas compradas la tarde anterior. Compradas en el mismo chino del disfraz: es más, pasas tanto tiempo allí que ya sabes decir, hola, gracias y hasta mañana en chino mandarín. Date un poco más de tiempo y lo conseguirás en cantonés”, explica Blanca.

Lucía Martín (@Luciamartin) | Madrid
| 18/02/2019

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo hacer una escalera plegable

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.