TE NOTARÁS MÁS DESHINCHADA

TE NOTARÁS MÁS DESHINCHADA

Ejercicios contra la retención de líquidos: notarás la ropa mucho más suelta

Puede que no hayas ganado grasa, pero tengas más volumen por la acumulación de líquidos. Con estos ejercicios, comenzarás a notarte más deshinchada y verás como la ropa te queda más suelta.

Javier G. García (@entrenadorpersonalmadrid) | Madrid
| 12/08/2018

1. Empezamos por las piernas: ¡Thruster! Realiza una sentadilla con los brazos flexionados y una mancuerna en cada mano. Si no tienes en casa, recuerda que pueden servirte dos botellas de agua. En cada subida, extiende los brazos hacia arriba y vuelve abajo de modo que los puños nunca bajen de la altura de los hombros. Realiza 4 series de 20 repeticiones con descansos entre ellas de 30 segundos.

2. Bíceps con press de pectoral: Utiliza las mismas botellas de agua para realizar este ejercicio. Desde la posición de brazos estirados y palmas de las manos hacia el frente, flexiona los codos hasta que los puños alcancen la altura de los hombros. Una vez ahí, estira los brazos como si quisieras pegar un puñetazo doble y vuelve a encogerlos. La dirección de las palmas de las manos es ahora hacia abajo. Realiza tres series de 20 repeticiones con descansos de 30 segundos entre ellas.

3. Swing: Como es probable que no tengas una kettlebell en casa, utiliza una mochila pequeña y mete dentro tanto peso como necesites: puedes utilizar cartones de leche o paquetes de arroz, por ejemplo. Separa las piernas para dejar hueco a la mochila y saca culo hacia atrás sin dejar caer la espalda. Utiliza la cadera para dar un buen impulso al movimiento de los brazos, de modo que alcancen la altura de los hombros. Tu cuerpo deberá quedar recto, pero aprovechará la inercia para regresar a la postura en la que empezó. Realiza 30 repeticiones, descansa 20 segundos y comienza de nuevo. Son tres series en total.

4. Plancha con lagartija: Apoya los antebrazos y las puntas de los pies en el suelo, de modo que el cuerpo quede alineado. Inmediatamente después, apoya las palmas de las manos, primero una y luego otra, y vuelve rápidamente a la posición de los antebrazos. Cambia de una a otra hasta completar 15 segundos. Son cuatro series con sólo 10 segundos de descanso entre ellas.

Lo ideal es que practiques esta tabla dos veces por semana y la acompañes de una dieta con menos sal, baja en grasas y en azúcares.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Hogarmania

Dormitorio de estilo retro y elegante en casa rural

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.