Es un problema muy común

Es un problema muy común

¿Tienes varices? Ponles freno con estos remedios caseros

Poco estéticas, incómodas y en ocasiones dolorosas. Las varices son uno de los problemas que más afectan a las mujeres con el pasar de los años. Estas arañas vasculares de color rojizo o moradas, pueden mejorar su aspecto con un par de remedios caseros indoloros, sencillos de hacer y perfectos para lucir unas piernas impecables.

Aunque las varices se producen debido al mal funcionamiento del sistema circulatorio, aspectos como la obesidad, el sedentarismo, estar mucho tiempo en pie, fumar, el uso de anticonceptivos o tener antecedentes familiares también pueden repercutir en su temprana aparición.

Si bien es importante tratarlas a tiempo con un especialista médico, para evitar complicaciones graves que afecten otros miembros del cuerpo, existen muchos remedios naturales de gran ayuda, económicos, sin efectos secundarios y que están al alcance de nuestra mano.

AJO PARA ELIMINAR LAS VARICES:

El ajo es conocido por sus excelentes propiedades medicinales debido a su alto contenido en magnesio, vitaminas, potasio y hierro. Ya sea en comidas, zumos o aplicarlo directamente sobre la zona afectada, este vegetal activa la circulación sanguínea lo que ayuda a desaparecer o disminuir la intensidad de las varices.

AJO Y ACEITE DE OLIVA:

Ingredientes:

• 5 ajos

• 3 cucharadas de aceite de oliva

• Zumo de limón

Preparación:

• Triturad los dientes de ajo y agregadle el zumo de un limón y aceite de oliva.

• Luego, revolved hasta obtener una pasta uniforme.

• Guardad la mezcla en un frasco de vidrio cerrado y dejad que repose al menos 12 horas.

Modo de aplicación:

• Aplicad la mezcla sobre las venas inflamadas con suaves masajes circulares y cubridlas con una venda.

• Dejad actuar un par de horas y lavad la zona con abundante agua.

• Realizad este tratamiento, antes de dormir y repetid 2 ó 3 veces a la semana para empezar a ver mejoría.

Incorporar el ajo en vuestras recetas también es una excelente alternativa contra las varices. Pero, si podéis consumirlos directamente se aprovecharán todas sus propiedades. Sólo tenéis que ingerir 1 ó 2 dientes picados al día para empezar a ver los resultados.

VINAGRE DE MANZANA:

Otro ingrediente que ayuda a mejorar la circulación en el cuerpo es el vinagre de manzana. Aunque no borra las varices ni las disminuye, sus propiedades estimulan el sistema linfático y permiten aliviar síntomas como: inflamación, ardor, molestias al caminar y el cansancio en las piernas.

El vinagre de manzana puede ser usado directamente sobre las varices para dar un masaje, pero también se puede mezclar con otros ingredientes naturales para potenciar sus efectos en la piel.

Ajo y laurel | iStock

CREMA DE VINAGRE DE MANZANA CON ALOE VERA:

Ingredientes:

• ½ vaso de vinagre de manzana.

• ½ zanahoria.

• 5 cucharadas de aloe vera.

Preparación:

• Colocad todos los ingredientes en la licuadora hasta obtener una mezcla homogénea.

• Aplicad la mezcla sobre las varices y realizad masajes ascendentes para estimular el flujo sanguíneo.

• Dejadla reposar durante 30 minutos y enjuagad luego con agua fría o templada.

INFUSIONES NATURALES

Las plantas medicinales son muy beneficiosas para tratar y combatir las varices. Ya sean ingeridas a modo de infusión o para introducir las piernas en un baño relajante, muchas hierbas reducen el volumen de las venas y calman el dolor.

MENTA Y LAUREL:

Ingredientes:

• Hojas de laurel

• Hojas de menta

• Flores de manzanilla

• Una cucharada de bicarbonato de sodio

Preparación:

• Preparad un barreño para introducir las piernas o si lo preferís también podéis llenar la bañera de agua.

• Colocad en el interior las hojas de menta, laurel, las flores de manzanilla y el bicarbonato de sodio.

• Luego, introducid las piernas durante 15 minutos y repetid este proceso todos los días.

• Además de calmar las varices con este baño de hierbas, esta idea también ayuda a combatir el insomnio gracias a los aromas calmantes de la menta, manzanilla y laurel.

Otras infusiones como la del castaño de indias, el avellano o la vid roja son ideales para calmar las piernas cansadas y pueden prepararse también a modo de infusión.

Otros remedios caseros:

• Evitar las duchas calientes, en especial en las zonas más afectadas.

• Hacer ejercicio o caminar una vez al día.

• Evitar la exposición excesiva al sol.

• Colocad un cojín debajo de las piernas para dormir.

Ricmary ChicAdicta (@PiensaenChic) | Madrid | 24/10/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.