Novalife » Belleza

CABELLO RELUCIENTE

¿Tu pelo está más graso en verano? Mira estos remedios caseros para acabar con la grasa

No es un secreto que con la subida de temperaturas, el pelo necesite lavados más frecuentes. Y es que el exceso de sebo en el pelo graso puede aumentar en esta época del año. Para mantenerlo limpio e hidratado, nada mejor que recurrir a un par de mascarillas caseras muy efectivas para hidratar la fibra capilar.

Cabello

iStock Cabello

Publicidad

Tener el pelo graso, además de ser desagradable porque tiende a verse sucio en la mayoría de las ocasiones, trae como consecuencia sequedad y puntas abiertas. Por ello, es importante lavarlo bien para evitar la producción de sebo y recurrir a ingredientes como: el limón, el vinagre y hasta el bicarbonato para mantener el equilibrio del cuero cabelludo.

BICARBONATO PARA PELO GRASO:

Aunque el bicarbonato de sodio es un ingrediente perfecto para regular el sebo gracias a su capacidad exfoliante y sus características alcalinas que ablandan la grasa, es importante usarlo con precaución ya que su alto nivel de pH puede provocar irritaciones en la piel o dañar el pelo.

Ingredientes:

• 1 vaso de agua

• 2 cucharadas de bicarbonato de sodio

Preparación:

• En un recipiente con spray, colocad y mezclad ambos ingredientes.

• Aplicad 10 minutos antes de cada lavado y recordad agitad bien antes de usar.

• Luego, realizad un masaje suave con las yemas de los dedos para que penetre bien y lavad el cabello de forma habitual.

Limón | iStock

ZUMO DE LIMÓN PARA PELO GRASO:

El limón tiene propiedades y beneficios que ayudan al cabello graso. Sus ácidos, vitaminas y minerales aportan brillo, luminosidad y hasta hacen que crezca el pelo de forma abundante.

Ingredientes:

½ limón

1 vaso de agua

Preparación:

• Cortad el limón y exprimidlo en el vaso de agua.

• Aplicad la mezcla en el cuero cabelludo y pelo, pero sólo de mitad para arriba de la melena, evitando las puntas.

• Luego, masajead la cabeza suavemente y en círculos con la yema de los dedos, insistiendo en las partes en las que hay más tendencia a que se engrase el cabello.

• Dejad que haga efecto durante 10 ó 15 minutos y retiradlo con abundante agua fría.

Podéis hacer este tratamiento 2 ó 3 veces a la semana hasta notar mejoría.

VINAGRE:

El vinagre de manzana ayuda a sellar las cutículas y elimina los residuos de sebo en el cuero cabelludo. Además, restaura el PH y calma la comezón, lo que hace que le cabello esté más suave y con brillo.

Ingredientes:

• 500 ml vinagre de manzana

• 500 ml agua

• Botella con spray

• 3 gotas de aceite esencial de lavanda (opcional)

Preparación:

• Mezclad todos los ingredientes y colocadlos en la botella con spray. Luego, agitad bien hasta que los líquidos se incorporen por completo.

• Con el pelo limpio y húmedo rocía el tratamiento en el cabello y luego, dad un masaje con la punta de los dedos.

• Deja que repose 2 minutos y enjuagad a profundidad para quitar el olor a vinagre.

• Aplicad este tratamiento 2 ó 3 veces por semana dependiendo de la cantidad de sebo que genere vuestro cabello.

• Es importante no exceder el número de aplicaciones, ya que podría resecar el pelo.

• Guardad el producto en un lugar fresco o en la nevera.

HUEVO PARA EL PELO GRASO:

Las yemas de huevo tienen proteínas y grasas perfectas para hidratar y eliminar el exceso de sebo en el pelo graso. Además, también ayuda a fortalecer el cabello.

Ingredientes:

• 2 yemas de huevo

8 gotas de zumo de limón

Preparación:

• En un recipiente, mezclad las yemas con el limón.

• Luego, aplicad la mezcla con el pelo húmedo y dejad que actúe por 10 minutos. Pasado este tiempo, retirad con agua fría.

Otras alternativas:

• Es importante secar el cabello con delicadeza y apretando suavemente con la toalla sin restriegues. Esto, ayudará a no irritar el cuero cabelludo para controlar las secreciones sebáceas.

• Evitad cepillar el pelo de forma brusca, para no dañar la cutícula y realizad siempre movimientos suaves con cepillos, preferiblemente, de cerdas metálicas o peines de madera.

• Es importante no abusar de tintes y decoloraciones en el pelo. Como también el uso de espumas o productos que contengan alcohol, ya que resecan el cabello y favorecen la aparición de puntas abiertas.

Publicidad