Publicidad

Lujo en Vigo

El velero más grande del mundo descansa en el puerto de Vigo

El 'Sailing Yacht A' es el velero privado más grande del mundo. Sus 143 metros de eslora y 24 de manga impactan desde cualquier punto de Vigo.

No pasa desapercibido y es que, desde luego, no parece haber sido construido para ello. El 'Sailing Yacht A' puede verse en estos momentos desde prácticamente cualquier punto de la ciudad de Vigo. No en vano es el velero privado más grande del mundo.

Si hablamos de números, impresionan. Tiene 143 metros de eslora y 23 de manga. Se trata de un yate propulsado por un motor híbrido asistido por tres mástiles giratorios de fibra de carbono de casi 100 metros de altura que pueden llevar velas de una superficie de 3.700 metros cuadrados. Por si esto fuera poco, el casco cuenta con un cristal de 30 centímetros de grosor permite observar del fondo marino. Pero, sin duda, el más llamativo de todos los números, es el nos dice lo que ha costado. Está valorado en unos 500 millones de euros ni más ni menos.

Su propietario es el empresario ruso Andrey Melnichenko, que encargó esta obra de ingeniería que se ha convertido en el velero más grande del mundo.

Las lujosas embarcaciones en las Rías Baixas

Pero pese a lo complicado que pudiera parecer quitarle protagonismo a esta joya marítima, parece que esta semana las grandes embarcaciones se han puesto de acuerdo para reunirse en las Rías Baixas.

Un catamarán de lujo al que se le atribuye la asistencia a un megayate de Bill Gates

Y es que lo ha hecho también el lujoso 'Wayfinder', un lujoso catamarán de 68 metros con gran fama por atribuirle la función de asistencia a un megayate que se le asigna erróneamente a Bill Gates. A pesar del desmentido oficial del constructor de este barco, la posibilidad de que el fundador de Microsoft fuera su propietario ha dotado al megayate, y a este auxiliar, de una gran fama internacional.

En cualquier caso, aun sin pertenecer al archiconocido empresario, el espectáculo en las aguas gallegas estos días está asegurado.

Publicidad