Asturias sigue mirando con preocupación e indignación como arde su monte, en una oleada de incendios en los que la mayoría han sido provocados. Durante toda la noche varios focos activos han seguido ardiendo. A estas horas está previsto que los más de 300 efectivos y las 7 aeronaves retomen las labores de extinción.

Los expertos aseguran que las operaciones de extinción de los incendios se complican dado que solos se pueden utilizar medios aéreos dado que la compleja orografía hace muy difícil que se desplieguen adecuadamente por el terreno via terrestre.

Para más dificultad, el trabajo del ejército y bomberos se puede complicar ante la llegada de fuertes rachas de viento sur, que aumentan el riesgo de incendios. Solo en esta jornada se han producido 139 fuegos, lo que ha provocado que los servicios de emergencia en el Principado reciban más de 400 llamadas.

En Cantabria ya se ha se ha empezado a desplegar un plan de protección civil especial ante los más de 60 incendios provocados en las últimas horas.