Roles de los padres y madres en los grupos de WhatsApp del colegio, ¿cuál de ellos eres tú?

Publicidad

WhatsApp

Roles de los padres y madres en los grupos de WhatsApp del colegio, ¿cuál de ellos eres tú?

Los grupos de padres de WhatsApp suponen una pesadilla para algunos padres y un recurso para ayudar y comprender a sus hijos para otros. Las diferentes personalidades de cada padre se ven representadas en esta red social de mensajería.

Cada vez que vibra el teléfono con un nuevo mensaje del grupo de WhatsApp de padres y madres del colegio la historia se repite una y otra vez. El sistema de mensajería instantánea ha sustituido a los corrillos que antes se formaban antes y después de la salida de clase. Sin embargo, más que servir como medio para que padres y niños puedan recibir información o ayudarse entre ellos, Whatsapp se han convertido en un reflejo de los diferentes tipos de personas que existen.

Los 'amigos' de la profesora

Son aquellos que se quedan hablando con la profesora una vez que han salido todos los niños. Suelen contar con información privilegiada sobre deberes, exámenes sorpresa o excursiones que no dudan en pregonar por el grupo de padres. También son los primeros en sugerir un regalo para la profesora al finalizar el curso.

Los que nunca están de acuerdo

No les gusta el lugar de la excursión, ni las lecturas recomendadas de este año (tampoco las del curso anterior), no les parece bien que se pregunte por los deberes o que no se conteste si ellos son los que preguntan... Incluso pueden llegar a enemistarse con otros padres del grupo de Whatsapp dado que habitualmente no leen correctamente las respuestas que dan los otros miembros o son demasiado obstinados en algún tema.

Los ausentes del grupo de Whatsapp de padres

Los hay de dos clases: aquellos que no leen nada de lo que se escribe y los que leen todo pero no opinan. Son ajenos a las grandes discusiones y debates, ven todo como si fuera un programa de reality.

Los de las cadenas y los memes

Da igual que se hable de algún problema de clase o de quién no ha puesto todavía el dinero para la excursión, ellos siempre envían algún meme del político de turno, una cadena para ayudar en alguna catástrofe mundial o un chiste sobre la noticia del día.

Los que no se enteran de nada

Se olvidan del día que hay que llevar el trabajo, pregunta por los deberes, por la hora de la actuación de fin de curso, por el nombre del hotel de la excursión. Da igual que el profesor mande circulares, correos electrónicos o se lo diga en las reuniones, siempre acaban preguntando por el grupo de WhatsApp del colegio.

Los 'manitas'

Que sí, que las actividades tienen que hacerlas los niños, pero pidió un poco de ayuda y acabó con la réplica perfecta de la catedral de Santiago de Compostela y por supuesto pasó la foto al grupo de padres para que todos viesen ese defectillo minúsculo que solo ellos aprecian. También son los que llevan el mejor disfraz en Halloween y en Carnaval mientras el resto acaban con uno comprado en el chino.

Los comerciales

Padres con una academia que ven un filón en el grupo de WhatsApp o padres que simplemente quieren vender cualquier cosa que tengan por casa y utilizan el grupo como una aplicación de compra-venta.

Los que tiran para adelante

Salen tarde de trabajar y probablemente no tienen la opción de ir a recoger a sus hijos al colegio, el grupo de WhatsApp les sirve de ayuda para ponerse al día con las novedades del entorno de sus niños y no suelen tener tiempo para poner más que un “ok” a algún debate o a la nueva manualidad de algún padre manitas. Todo ello entre duchas, cenas y la preparación de las cosas para el día siguiente. Procuran llegar a todo: cumpleaños, funciones escolares y recogida de notas pero a cambio tienen que hacer equilibrios en el trabajo

Publicidad