¿Pagaremos con las palmas de la mano?

Publicidad

Suceso

Le muerde en la mano y se traga el dedo durante una pelea en Barcelona

La detenida esta acusada de arrancar de un mordisco durante una pelea la primera falange de un dedo de una mujer y tragárselo. En otro suceso, hace varias semanas, un agente fuera de servicio también recibió un mordisco en un forcejeo, perdiendo una falange de un dedo.

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Barcelona a una mujer de 46 años acusada de arrancar de un mordisco durante una pelea la primera falange de un dedo de una mujer y tragárselo.

La pelea se produjo sobre las 21:00 de la noche en el interior de una vivienda, un piso del distrito del Eixample de Barcelona. Una vecino alertó a los agentes de que dos mujeres, ambas adultas, se estaban peleando, por lo que la policía catalana envió a una patrulla al lugar.

Pelea en el edificio

Cuando llegaron los Mossos, encontraron a las dos mujeres en el piso y detuvieron a una de ellas por un delito de lesiones, ya que durante la pelea mordió supuestamente un dedo de la mano izquierda de la víctima, le arrancó la primera falange y se lo tragó.

La mujer herida y sin la falange del dedo, fue trasladada a un hospital de la zona para que recibiera atención médica de las lesiones causadas durante la pelea, cuyo origen se desconoce y que los agentes están investigando.

Otro caso similar

Hace una semana, los Mossos d'Esquadra también identificaron al hombre que el pasado 24 de junio arrancó, de un mordisco, la falange de un dedo a un agente de la Guardia Urbana de L'Hospitalet de Llobregat fuera de servicio que trataba de detenerlo por robar el bolso de su pareja.

Los agentes han detallado que el individuo, que cuenta con 35 antecedentes, ya está en prisión por otro delito cometido el pasado 7 de julio. Los hechos ocurrieron cuando el agente de la Guardia Urbana de L'Hospitalet, que estaba fuera de servicio, persiguió a un hombre y a una mujer que habían robado una bolsa de mano a su pareja.

Según los Mossos, al verse atrapado y para evitar la detención, el ladrón inició un forcejeo con el agente, al que mordió en un dedo, causándole la pérdida de la falange.

Publicidad