95.018333

Publicidad

Coronavirus

Multa de 80€ por dejar la mascarilla donde no debes dentro del coche

La obligación de usar mascarilla incluye varias directrices a cumplir dentro de un coche. No se puede dejar de cualquier forma y en cualquier lugar del vehículo.

La mascarilla se ha convertido en compañera esencial a diario. Un complemento necesario para evitar nuevos contagios por coronavirus durante esta pandemia. El vehículo particular es un espacio que genera muchas dudas sobre el uso y manejo adecuado de este protector facial frente al coronavirus.

En primer lugar, la mascarilla no es solo obligatoria en dos contextos: viajar solo en el coche o con la persona o personas convivientes. Si se viaja en el coche con personas con las que no se convive, también se debe llevar la mascarilla. ¿Y si no la llevas y la quieres guardar? También hay que atender a algunas indicaciones porque no vale guardara en cualquier lugar.

Si nos fijamos, es habitual ver cómo numerosos conductores cuelgan la cascarilla en el retrovisor interior del vehículo. Si miramos el Reglamento General de Circulación, el Artículo 19 recoge que el conductor debe “mantener el campo de necesario de visión”, algo que con la mascarilla colgada del retrovisor no se cumple.

Esta infracción puede suponer una multa de 80 euros. En el supuesto de incumplir las demás limitaciones de usar la mascarilla al viajar con personas con las que no se habita, la multa puede subir hasta los 100 euros.

¿Dónde se debe guardar entonces la mascarilla? Se debe guardar una bolsa de tela o de papel con la intención de que no se contaminen. Antes de guardarla, se deben desinfectar las manos con gel hidroalcohólico.

Mascarillas homologadas

No todas las mascarillas son válidas frente al coronavirus, tanto si se usan dentro o fuera de un vehículo. Solo se deben usar mascarillas homologadas, tanto si se opta por una quirúrgica como por una higiénica.

Los retales de algodón, sin tratamiento, no presenta resistencia frente al coronavirus. Por eso es importante usar mascarillas de tejidos adecuados para servir de freno al coronavirus y contener los contagios.

Publicidad