De madrugada un conductor ha sufrido un accidente en la carretera de Vilaboa (Culleredo) al salirse de la calzada. Circulaba por esta vía paralela a la autopista y por motivos que se desconocen acabó en el jardín de unos vecinos. Al salir de la vía coincidiendo con un terraplén ascendente, el coche subió y

la rampa le colocó en el jardín de la vivienda. El conductor tiene 60 años y ha dado positivo en alcohol.

Los vecinos no se enteraron, "non oímos nin golpe, nin nada". Sí explican que la rampa evitó que se diera de frente contra el muro. El conductor sufrió lesiones en la cabeza.