¿Es bueno comer huevos en el desayuno? Las claves para desayunar de forma saludable

Publicidad

Huevos en el desayuno

¿Es bueno comer huevos en el desayuno? Las claves para desayunar de forma saludable

Después de los excesos del verano, ahora toca cuidarse y llevar una alimentación saludable. Una de las comidas más importantes se realiza a primera hora del día, pero ¿qué se debe comer? Por ejemplo, ¿es bueno comer huevos en el desayuno?

Si has estado de vacaciones, seguro que has desayunado de más, sobre todo si en tu alojamiento había buffet. ¡Es algo completamente normal! Tostadas con tomate o mantequilla, pavo, queso, bollería, salchichas, jamón y huevos (fritos, cocidos, revueltos…). La variedad suele ser inmensa. Ahora bien, una pregunta que muchas personas se hacen es: ¿es saludable comer huevos en el desayuno?

Revueltos, fritos, al plato, escalfados… En cualquier desayuno, sobre todo en los americanos, el huevo es un ingrediente indispensable. Y es que los huevos tienen muchos beneficios que no podemos obviar en ninguna dieta: tienen un alto valor vitamínico y mineral, son los aliados perfectos para combatir el exceso de peso, no son perjudiciales para el colesterol, etc. Como ves, la lista de ventajas es muy elevada.

Beneficios de comer huevos en el desayuno

¿Sabías que comenzar el día desayunando un huevo tiene un mayor efecto saciante que si te decantas por otros alimentos? De esta manera, tendrás una menor ingesta calórica en el almuerzo y en las comidas posteriores. En este sentido, los huevos te ayudarán a evitar picotear entre horas y no te entrará hambre. Al comer menos, te resultará más fácil perder peso o mantenerte en tu línea.

Además de esto, según la Fundación Española de Nutrición (FEN), los huevos son bajos en calorías, combaten la anemia y tienen un gran aporte vitamínico (incluyen vitaminas de los grupos A y B).

Asimismo, el huevo es una fuente importante de proteínas, por ello, incluirlo en el desayuno siempre es una excelente idea, ya que aporta vitalidad y buen estado de ánimo durante todo el día. ¿No te parece maravilloso?

Por último, los huevos contienen ácidos grasos Omega-3. Y tal y como indica la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar, el consumo de huevo no está ligado a un aumento de colesterol sanguíneo, al contrario de lo que se pensaba años atrás.

Recuerda que para desayunar de forma saludable debes incluir carbohidratos, proteínas, fibra y grasas saludables, ya que estas últimas son una gran fuente de energía y ayudan al cuerpo a absorber vitaminas.

¿Cuántos huevos se pueden comer a la semana?

Tres, cuatro, cinco… ¿Cuántos huevos se pueden comer a lo largo de la semana? Seguro que en muchas ocasiones has pensado hacerte, por ejemplo, una tortilla francesa, pero justo has caído que ya habías comido huevo esa semana y has optado por otro plato. ¿A que sí?

Pero no te preocupes, porque puedes comer a la semana hasta cuatro huevos, o al menos esta es una cantidad ideal para nuestra salud cardiovascular, según el Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatológica de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN).

En resumen, los huevos son un alimento ideal para incorporar semanalmente en tu dieta. No olvides que para lograr una buena salud debes seguir una dieta responsable, variada y lo más equilibrada posible. Y si incorporas ejercicio físico a tu rutina diaria, ¡los resultados serán mucho más positivos!

Publicidad