120.00

Publicidad

Coronavirus

La Comunidad de Madrid asume el mando de los hospitales privados para coordinarlos con los públicos contra el coronavirus

El plan de choque ante la extensión del coronavirus en la Comunidad de Madrid incluye una medida inédita. Todos los recursos sanitarios, tanto públicos como privados, trabajarán coordinados desde la Consejería de Sanidad.

Todos los recursos sanitarios de la Comunidad de Madrid, tanto públicos como privados, estarán gestionados por el Gobierno regional con el fin de atajar la pandemia del coronavirus en la región, donde hay 38 fallecidos y 1.388 contagiados, cerca de la mitad de los casos de España. Esta "histórica" decisión forma parte del plan de acción ante el coronavirus presentado por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que contempla más de 200 medidas.

Plan sanitario de choque

  • Uno de los objetivos es poner a disposición de los pacientes más de mil camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), para lo cual es necesario la "colaboración" de los hospitales privados, que atienden en la región 120 casos por coronavirus.
  • El Ejecutivo regional ha llegado a un acuerdo con las aseguradoras para eliminar de forma temporal la cláusula que anula las pólizas contratadas en el caso de enfermar por pandemia, como es el caso del coronavirus.
  • El plan sanitario contempla el uso de residencias de personas mayores y hoteles medicalizados para tratar a pacientes de coronavirus en la región, además de hospitales y los propios domicilios de los afectados.
  • Otra novedad es que la prueba diagnóstica del coronavirus (PRC) dejará de hacerse en la Comunidad de Madrid a los pacientes leves para sustituirse por un "diagnóstico clínico" mediante la atención primaria telefónica o, si fuera preciso, en domicilio.
  • La Comunidad de Madrid va a duplicar la plantilla que atiende el teléfono gratuito de información frente al coronavirus (900 102 112), que contará con más de 400 operadores para recibir las llamadas.
  • Asimismo, desde la consejería han tomado la decisión de suspender los permisos y licencias de vacaciones al personal sanitario por el avance de la epidemia de coronavirus, y autoriza a los centros a flexibilizar las jornadas laborales según las necesidades.
  • "Quédate en casa", es el mensaje que están enviando los médicos madrileños a través de las redes sociales para frenar la expansión del coronavirus en la Comunidad de Madrid.

Llamada a la responsabilidad

Un mensaje al que se ha sumado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, quien ha pedido a los jóvenes "responsabilidad" y "solidaridad", al igual que a todas aquellas personas que aunque no tengan "síntomas" puedan transmitir el coronavirus a los mayores y a otros colectivos de riesgo, por lo que ha llamado a cerrar las discotecas. En la misma línea se ha expresado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que ha transmitido a los jóvenes que esta situación "no son unas vacaciones; lo que tenemos en estos momentos es una crisis, una pandemia". Con el fin de restringir los "focos" propensos a la expansión del COVID-19, el Consistorio ha dado instrucciones a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios para no celebrar velatorios de personas que hayan fallecido por coronavirus o tuvieran síntomas de enfermedades respiratorias. Se han suspendido todos los mercadillos de la ciudad, incluido el del Rastro; las bodas civiles que ofician concejales del Ayuntamiento se celebrarán a puerta cerrada mientras dure la pandemia, sólo con la presencia de los contrayentes y los testigos.

También se ha decretado el cierre del Zoo-Aquarium de Madrid y el Parque de Atracciones.

El balizamiento de 134 zonas infantiles y áreas deportivas de los 15 principales parques de la ciudad para evitar su uso. Una medida a la que se han adscrito ayuntamientos de localidades madrileñas como Tres Cantos, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz y Boadilla del Monte que han decidido cerrar parques públicos y áreas infantiles para prevenir la propagación de la pandemia. La ciudad de Madrid cada día está más blindada.

Ciudad vacia

Este jueves, las caras de preocupación de comerciantes camareros, taquilleros y otros que viven del ocio en Madrid y la de los turistas contrariados ante el cierre de museos, teatros y cines se suceden en una ciudad a medio gas, donde falta el bullicio habitual de la Gran Vía, las colas del Prado y la luz roja de ocupado de los taxis. La demanda del transporte público en la Comunidad de Madrid se redujo el miércoles un 36,8 % respecto al mismo día de la semana anterior: dos millones de viajeros menos que siete días antes.

Para achacar los problemas económicos generados por la crisis del coronavirus, el equipo de Gobierno liderado por Martínez-Almeida ha aprobado una rebaja de 63 millones de euros en impuestos para mantener el empleo en las empresas durante la crisis del coronavirus, con medidas como una bonificación del 25 % en el Impuestos de Bienes Inmuebles a más de 106.000 comercios y establecimientos de ocio y hostelería. A la cancelación de las sesiones parlamentarias tanto en la Asamblea de Madrid como en el Ayuntamiento de la capital, se suma la retransmisión de ruedas de prensa a través del streaming, en las que facilitarán a los periodistas la emisión de preguntas a través de mensajería telemática

Publicidad