El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan

Publicidad

Turquía

Turquía abandona el Convenio de Estambul contra la violencia machista porque "normaliza la homosexualidad"

Tras abandonar Turquía el Convenio de Estambul contra la violencia machista, varios políticos como Irene Montero o Joe Biden han mostrado su desacuerdo. Según explican, la decisión se ha tomado porque consideran que "ha sido secuestrado para normalizar la homosexualidad".

Turquía ha abandonado el Convenio de Estambul contra la violencia machista porque considera que el acuerdo "ha sido secuestrado para normalizar la homosexualidad, algo incompatible con los valores nacionales”.

Así lo afirmaba la oficina de comunicación del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en un comunicado: "El Convenio de Estambul, inicialmente concebido para promover los derechos de la mujer, ha sido secuestrado por un grupo de gente que intenta normalizar la homosexualidad, incompatible con los valores sociales y familiares de Turquía".

El abandono fue publicado en la madrugada de este sábado en el Boletín Oficial del Estado.

Reacciones al abandono

Tras ello han recibido protestas por asociaciones feministas y la oposición política, que este domingo se manifestaron en muchas ciudades del país. También, por diversos políticos de otros países como Irene Montero, ministras de Igualdad de España, o Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Por su parte, Irene Montero señala en cuenta de Twitter: "La salida de Turquía del Convenio de Estambul contra la violencia machista es una mala noticia que pone en peligro la vida de muchas mujeres. Es además un símbolo de los planes que la extrema derecha tiene contra nuestras libertades. Frente a ello, más feminismo que nunca".

Por otro lado, Joe Biden, también ha rechazado este domingo la retirada "repentina e injustificada" del convenio del Consejo de Europa para la protección de las mujeres, que ha calificado de "desalentador paso atrás" en la lucha contra la violencia hacia la mujer.

Baja en el convenio por "promocionar la homosexualidad"

Un sector ultraconservador cercano al Gobierno de Erdogan exigió el pasado verano la baja en el Convenio porque, según decían, "promociona la homosexualidad". Asimismo, Erdogan ya había amenazado el pasado agosto con retirar al país del acuerdo "si la gente lo desea".

El Convenio fue firmando originalmente en mayo de 2011 en Estambul por 14 países miembros del Consejo de Europa, entre ellos Turquía. En 2012, Turquía fue el primer país en ratificar un acuerdo que obliga a los Estados signatarios a promover medidas para prevenir todo tipo de violencia machista contra las mujeres.

Desde entonces, ha entrado en vigor en 34 países de los 47 socios del Consejo de Europa. El documento no menciona la homosexualidad y solo aclara en un punto que las medidas no deben discriminar "por orientación sexual". Actualmente, Rusia y Azerbaiyán son los únicos países de ese grupo que no han firmado ni ratificado el pacto.

Publicidad