125

Publicidad

Conflicto con Rusia

Josep Borrell responde a Lavrov y asegura que "no tiene sentido" comparar a los presos del procés con Navalni

Josep Borrell ha anunciado que planteará "acciones robustas" para responder a la deriva en Rusia. "La UE condena, protesta, reclama" que se libere a Navalni y se investigue su intento de asesinato, ha indicado.

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha asegurado que "no tiene sentido" comparar la condena de los independentistas catalanes con la del opositor Alexéi Navalni, como hizo el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, el pasado viernes en una rueda de prensa conjunta.

"¿Ustedes creen que a mí no me hubiera gustado entrar en cuerpo a cuerpo con el señor Lavrov y rebatir abiertamente algunas de sus observaciones? (...) ¿Ustedes creen que tiene algún sentido esta comparación? Para cualquier persona es evidente que no la tiene", ha dicho Borrell en un debate en el Parlamento Europeo, tras su visita a Moscú de la pasada semana. Sin embargo, "no me quise enzarzar en esa discusión", ha dicho "y preferí volver a repetir el mensaje que fui a llevar: la UE condena, protesta, reclama" que se libere a Navalni y se investigue su intento de asesinato.

Borrell ha anunciado que va a estudiar "medidas concretas" para contestar a la deriva en Rusia, tras su visita de la semana pasada a Moscú que evidenció el alejamiento entre el bloque comunitario y Moscú.

Durante su intervención ante el Parlamento Europeo en Bruselas, Borrell ha indicado que tomará la iniciativa para proponer medidas de cara a la reunión del Consejo de Asuntos Exteriores de finales de febrero. No ha querido detallar cuáles serán, pero ha asegurado que incluirán "acciones robustas contra la desinformación, ciberataques y amenazas híbridas".

Josep Borrell ha apuntado que esto servirá de guía para el debate en el seno del Consejo Europeo que en marzo revisará la relación con Rusia, "incluyendo la posible adopción de sanciones".

El Alto Representante de la UE ha reiterado su preocupación por la marcha de la visita, que evidenció que las autoridades rusas no quieren participar de un diálogo constructivo con la UE que incluya Derechos Humanos y libertades políticas. Ha señalado, incluso, que Moscú ha intentado dividir a la UE con la forma en la que organizó el viaje.

"No deberíamos caer en esta trampa", ha insistido, tras lo que ha defendido mantener los canales de comunicación abiertos con Rusia para los temas de interés de la UE y ha reivindicado las iniciativas europeas con la sociedad civil rusa.

Publicidad