Un hospital de Reino Unido crea una guía de términos "amigables" para atender a personas trans y no binarias

Publicidad

Reino Unido

Un hospital británico propone sustituir expresiones como 'leche materna' en una guía de términos inclusivos

La guía tiene como objetivo ser más sensible a las identidades trans y no-binaria y propone una adaptación en el lenguaje tradicionalmente relacionado con la maternidad como emplear el término "leche humana" en lugar de "leche materna".

Los centros hospitalarios universitarios de Brighton y Sussex en el Reino Unido, que pertenecen a un mismo centro médico, han llevado a cabo una iniciativa pionera en el país para la comunicación con pacientes trans. Entre las propuestas se incluye una guía de lenguaje que propone, entre otras cosas, la sustitución de términos como "leche materna" por "leche humana" para ser más sensibles y "reflejar la identidad de género del individuo".

Entre los términos inclusivos que proponen se encuentra que junto a los términos clásicos de "padre" o "madre" también se pueden emplear "mujer", "persona", "copadre" o "segundo padre biológico" y neutros derivados. Del mismo modo, proponen utilizar términos como "mujeres o personas que amamantan", "mujeres o personas que dan a luz", "mujeres y personas embarazadas" o "mujeres y personas de postparto". También proponen que la maternidad pase a denominarse "servicio perinatal". Asimismo, las personas que así lo deseen podrán llevar una etiqueta con los pronombres con los que desean que les identifiquen.

Desde el fideicomiso del hospital maternal Brighton and Sussex han especificado que esta propuesta trata de unas recomendaciones recomendaciones que tienen como objetivo "incluir a las personas trans y no binarias, sin excluir el lenguaje de las mujeres o la maternidad". Además en la guía que se puede consultar en su página web dicen que estos cambios de terminología no se aplicarían cuando se atiende a un paciente en un entorno individualizado.

Críticas y elogios

En los últimos días el hospital ha tenido que hacer frente a reacciones encontradas. Por un lado, muchos activistas y colectivos LGTBQ se han mostrado muy satisfechos con el documento que califican de "impecable", mientras que por otro lado algunos han acusado a la institución de "eliminar a las mujeres". Otros critican que se trate de un lenguaje divisivo más que inclusivo.

Por este motivo, la Dra. Ruth Pearce, que ha colaborado como asesora en la redacción de la esta guía, ha explicado a través de su cuenta de Twitter, que estas pautas mantienen "explícitamente" el lenguaje de género para las madres. La novedad es que además incluye una terminología trans-inclusiva. Ya que ésta habla de usar el correcto lenguaje en el momento apropiado para promover la inclusión de estos grupos.

Publicidad