EL AMOR DE LOS OBAMA

"Gracias, Barack, por demostrar que no eres un pato cojo sino mi zorro plateado"

Michelle Obama, en su última aparición como primera dama en un programa de televisión, contestó públicamente a las cariñosas palabras que su marido le dedicó en su discurso de despedida. Y lo hizo con una nota escrita en la que le daba las gracias por demostrar que no es un pato cojo, como se llama a los presidentes antes de abandonar la Casa Blanca.

Publicidad

En su último discurso como presidente de Estados Unidos, Barack Obama se emocionó al hablar de su mujer, Michelle. Con lágrimas en los ojos, Barack Obama resaltó la importancia que ha tenido su esposa para él. “En los últimos 25 años no solamente has sido mi esposa y la madre de nuestras hijas, has sido además mi mejor amiga”, destacó antes de hacer una pausa conteniendo la emoción.

Veinticuatro horas después, un programa de televisión, Michelle aprovechaba para responder a esas palabras. Emocionada escribió una nota en la que le daba las gracias por demostrar “que no eres un pato cojo sino mi zorro plateado.

Publicidad